Archivo de la categoría: Retratos

G-L-O-R-I-A

Jesus died for somebody’s sins but not mine.

Garmayen por ?, 1979

Garmayen por ?, 1979

Se me erizan los pelos del cuerpo cuando oigo esta canción. Y así es desde 1976, la primera vez que la oí cuando era estudiante interno en un colegio. Aunque el mejor recuerdo lo tengo de escucharla una noche en La Vaqueria de la calle Libertad. Un icono de una época de mi vida. Fue en los años de mi paso del adolescente rebelde gamberro al joven rebelde pensador. En cualquier caso, rebelde. Esa chica, mujer, persona, con tanto carácter y fuerza a pesar de su desgarbado y flaco aspecto, cantando con esa energía e inconformismo, era un modelo para mi.
Nueva York, julio 2015

Nueva York, julio 2015

Este mes de junio, día 23, teníamos las entradas para una única actuación de Patti Smith en el Teatro Real. Lamentablemente, como otras muchas cosas en esta negra época, el concierto se canceló. Patti tiene más de 70 años, la probabilidad de verla en el escenario va a ser muy baja. Pero aunque me hubiera gustado que hubiera ocurrido tampoco iba a reemplazar este concierto los sentimientos y sensaciones que tengo interiorizados. Tal vez sea mejor así, o no, si hay otra oportunidad volveré a intentarlo.
Is art? MoMA, octubre 2015

Is art? MoMA, octubre 2015

Como no había concierto, me he comparado un libro de ella, Eramos unos niños, donde narra recuerdos de sus infancia y sobre todo su relación con Robert Mapplethorpe, cuando coinciden jóvenes en Nueva York. Me está gustando porque me devuelve recuerdos de mi propia juventud, salvando mucho contexto diferente, social, geográfico, tal vez no tanto temporal, pero con coincidentes impulsos vitales.
La Tierra DEP, 1979

La Tierra DEP, 1979

Desconocía la intima relación de Patti Smith y Robert Mapplethorpe, a pesar de mi admiración por ambos nunca indagué en sus biografías. Si siempre me gustó la foto de la portada de Horses, ahora le doy doble valor al saber que es obra de Mapplethorpe. He ido a buscar el vinilo que seguro que tenía… y ya no lo tengo. Sé que lo tuve pero en la neblina del recuerdo no sé si fue mío o prestado y lo devolví, o tal vez era mio y lo dejé sin vuelta. Sin lugar a dudas, en la primera ocasión lo voy a comprar.
Nueva York, octubre 2015

Nueva York, octubre 2015

El que si tengo es el tercer disco, Easter. Lo gané en el campeonato de fútbol del campo de trabajo de julio de 1979. Fue gracioso porque los equipos se hacían por sorteo y salvo Javier Iturmendi y yo jugábamos algo, el resto del equipo no sabía dar a la pelota con el pie. Bueno también teníamos un portero, Willy, que no hacía falta que le diera con el pie, paraba y mucho. El caso es que, sorprendentemente, ganamos, yo adelante, Javier dándome pases y el resto a ponerse delante del contrario en plan muro y a recibir pelotazos. Estaba yo en un momento de forma extraordinario. Al ganar el campeonato nos regalaban un disco a elegir. Y elegí Easter de Patti Smith, y ese sí que me acompaña desde entonces.
Puente de Brooklyn, octubre 2015

Puente de Brooklyn, octubre 2015


NOTAs: Esta entrada la empecé el 12 de marzo de 2016, supongo que tras una emotiva audición que me inspiró. Escribí:

Se me erizan los pelos del cuerpo cuando oigo esta canción. Y así es desde 1976, la primera vez que la oí estudiante interno en un colegio. Para mi todo un símbolo de una época.

Y ahí se quedó … Y cuatro años después lo he continuado. Evidentemente en el 2016 no sabía que iba a tener la oportunidad de ver a Patti actuar … ni que la iba a perder por algo tan de ficción como una pandemia.

Easter, julio 2020

Easter, julio 2020

En la entrada comento que no hay mucha distancia temporal entre el relato de Patti y mi adolescencia. Son entre 10 y 15 años pero creo que el nervio vital y los estímulos externos que tendría un joven en Nueva York en los 60 no serían muy diferentes de los que tenía un joven en Madrid la segunda mitad de los 70. Aún siendo Nueva York la capital del mundo y Madrid una capital de provincia.
Vista desde el MoMA, NY octubre 2015

Vista desde el MoMA, NY octubre 2015


He buscado fotos de aquellos años, míos, y no he encontrado mucho. No hacía, ni me hacían, muchas fotografías, era un estudiante sin ingresos y comprar un carrete, revelarlo y pasarlo a papel suponía contar con un dinero que rara vez contaba con él. En aquellos entonces usaba la Yashica telemétrica que fue de mi padre. El hizo muy buenas fotografías, en cambio yo nunca lo conseguí, quiero creer porque me llegó rota … El caso es que las pocas fotografías de entonces son malas y además los negativos están en muy mal estado. He rescatado una foto que alguien me hizo tocando la guitarra, y otra de un burdo y obvio bodegón reivindicativo. Yo también pensaba en ser un artista 😀 y estaba comprometido con la no violencia y el ecologismo … El resto de fotos que acompañan son del viaje a Nueva York de octubre de 2015. He buscado fotos que tal vez no hayan cambiado mucho en esa ciudad desde los años 60, y si no, da igual.
Garmayen por garmayen, julio 2020

Garmayen por garmayen, julio 2020

Nuevo equipo, nuevas motivaciones.

Safari Alto Tajo, julio 2020

Safari Alto Tajo, julio 2020

Este verano tenía un viaje a Africa, a Kenia y Tanzania, un safari fotográfico, para ver animales. No tenía equipo para ello por lo que tenía previsto comprar un tele largo y tenía un dilema entre si para Nikon o para Fuji. Finalmente ganó el criterio de menos peso, Fuji. Con las navidades y su ambiente consumista estuve a punto de hacer la inversión pero decidí que para qué si iba a Noruega en febrero y no iba a tener muchas opciones de probar el equipo. Lo dejé para más adelante. Luego llegó la pandemia, y el confinamiento, y evidentemente me olvidé de este tema. Al terminar el confinamiento y empezar a salir, lo poco que podíamos salir, me entró un vacío de ilusiones: Muchas actividades de las que disfrutaba antes de la irrupción del virus, estaban limitadas, prohibidas o totalmente desaconsejadas. En estas circunstancias, por cierto, te das cuenta de lo bien que vivías.
Nueva (a)normalidad, julio 2020

Nueva (a)normalidad, julio 2020Peralejos de las Truchas

A mediados de junio, vi un «cashback» de Fujifilm con el que podía ahorrar 600 euros en la combinación X-T3 más objetivo 100-400. Le estuve dándole vueltas algunos días y al final pensé que, a pesar de no tener un objetivo claro de uso, era una buena oferta y un buen momento para entretenerme con un equipo nuevo y encontrar nuevas distracciones y nuevas motivaciones. Así que, justamente al borde del fin de la oferta, lo compré.

Paisaje lejano, julio 2020

Paisaje lejano, julio 2020

He tenido tres fines de semana para ir probando, el primero no tuve oportunidad de ver ningún animalito, el segundo solo una urraca lejana, y en el tercero por fin buitres y alimoches, pero sin mucho éxito. Hay que aprender. Cuando el zoom está a 400 te cuesta apuntar al pájaro, es más fácil primero localizarlo y enfocar a 100 y luego tirar de zoom a 400. Para cuando me di cuenta ya había perdido buenas oportunidades de tener al alimoche cerca. Ademas, el seguimiento del pájaro con el peso del tele es complicado y las fotos no me han quedado lo nítidas que me hubieran gustado. En fin, curva de aprendizaje. Espero este mes de agosto tener buenas oportunidades de retratar aves en L’Albufera. Confiemos que el nivel de contagio del virus nos permita un veraneo tranquilo.

Alimoche, julio 2020

Alimoche, julio 2020

En cuanto a la X-T3 la veo más cómoda que la X-T1. Es un poco más grande pero justamente eso parece hacer que los botones estén mejor colocados y sean más fáciles de ‘encontrar’ cuando estás con el ojo en el visor. Por lo demás es muy parecida tanto en funcionamiento como en resultados, que esperamos mejorar con el tiempo.

Navburis y Garnavmi, julio 2020

Navburis y Garnavmi, julio 2020

Semana 4 de confinamiento

Estamos en Semana Santa y para no sufrir mucho, el tiempo nos ha dejado, en Madrid, días de lluvia. Tiempo de primavera, revuelto pero no muy frio. Clásico en una Semana Santa.
Seguimos bien, adaptados a la situación.

Finesterre, marzo 2018

Finesterre, marzo 2018

Por ahí fuera parece que la situación mejora a pesar de que se dan cifras que están basadas en mediciones de poca precisión. A mi me parece que una medida que seria bastante fiable es el número de ingresos en hospital y también lo es, el número de altas hospitalarias. Seguro que el sistema sanitario tiene unos registro en condiciones y esto se estará midiendo (y alguien lo conocerá, pero no lo he visto publicado). Si restamos los dos, ingresos menos altas, nos da un parámetro valido para medir como va evolucionando la epidemia.
#desdemiventana, abril 2020

#desdemiventana, abril 2020

Si el número es creciente, las medidas adoptadas son insuficientes, o todavía insuficientes, y hay que mantenerlas o reforzarlas. Y al revés, si el número es decreciente vamos por el buen camino y las medidas son eficaces. ¡Y si llega a cero o negativo, genial! A mi me valdría este número, y dejaríamos fuera casos difíciles de medir como los asintomáticos, diagnosticados por teléfono sin prueba,… que inflan el número de contagios que es lo que los medios dan, números absolutos. También dan como parámetro de medición los fallecidos y ahí tampoco hay un criterio claro de clasificación y contabilización.
EPI Garmayen, abril 2020

EPI Garmayen, abril 2020

A otra cosa más alegre, por favor. También esta semana hemos celebrado el cumpleaños de Garnavmi con su fiesta por videoconferencia. Hemos hecho una invitación electrónica y para ello una serie de fotos con flash, paraguas y reflector. Voy cogiendo el truco a la exposición, cada vez me cuesta menos poner una suficientemente correcta. De paso que estábamos con el montaje lumínico hicimos unas fotos con nuestros equipos de protección individual (EPI) domésticos. Al no tener mascarillas ni guantes (bueno algunos guantes de látex sí, pero pocos) decidimos reemplazarlo por guantes de fregar y braga de cuello de correr. La ventaja que tienen es que no son desechables, se pueden lavar y proteger deben de proteger lo mismo que la mayoría de mascarillas y guantes desechables. También, con arte y máquina de coser, Navburis cosió unas mascarillas con tela y goma.
Garnavmi de fiesta, abril 2020

Garnavmi de fiesta, abril 2020

Por cierto que ahora hay debate sobre la utilidad o no de las mascarillas y si el gobierno recomienda su uso o no. La verdad es que a mi me parece que estamos tontos, pudiendo hacer, y que acabamos haciéndolo pero tarde, lo que ya han hecho otros países que han tenido estas epidemias más veces. Como muestra esta foto en el metro de Taipei que tomé en el 2014. El uso de mascarilla es recomendable sobre todo si tienes síntomas. Ese es el primer uso, para evitar que contagies.
EPI Navburis, abril 2020

EPI Navburis, abril 2020

Si ya la cosa está desmadrada y tienes que estar en sitios con gente también es una ayuda, no la única, para evitar el contagio. Y por supuesto si vas a atender a enfermos es imprescidible. En fin, que si no tienes un plan mejor, careces de ideas, copia a los chinos. No les va a preocupar la propiedad intelectual lo más mínimo. Ellos llevan mascarillas. El problema será si hay existencias aunque parece que el gobierno va a repartirlas en el transporte público; bien me parece.
Carretera de Utah, junio 2016

Carretera de Utah, junio 2016

El lunes volvemos al trabajo, tele, después de cuatro días de vacaciones, que pereza. Acabadas las dos semanas de paro absoluto, se vuelve a permitir la actividad laboral excepto la prohibida explícitamente por ser contraria al aislamiento social. Hay un difícil equilibrio que mantener entre salud y economía…
Entramos en el bloque de las últimas dos semanas previstas, en teoría, de confinamiento por el gobierno. Con restricciones, lógico, se supone que podremos ir saliendo a partir de que pasen. Tras dos de miedo, dos de acomodación, llegan las dos semanas de tedio.

Semana 3 de confinamiento

Maspalomas, Gran Canaria, enero 2013

Maspalomas, Gran Canaria, enero 2013

Bueno! Llevamos tres y no vamos a hacer adivinanzas de cuántas más. Al día. La semana ha pasado rápida, con mucho trabajo. Y está resultando como esperaba, nos vamos acomodando a la situación y ya hay pocos momentos «de lo que teníamos y de lo que hubiéramos tenido». Te vas olvidando, vas asumiendo, a pesar de que hay circunstancias difíciles de olvidar como que de no haber sucedido la pandemia, estaríamos ahora de viaje de Semana Santa. Fuera! ahora hay que pensar en otros cosas.
Obra parada, abril 2020

Obra parada, #desdemiventana, abril 2020

La semana empezó con tiempo bastante invernal, con frio, incluso llegó a nevar en Madrid, sin cuajar como es la norma. Al final ha ido mejorando un poco y hemos vuelto a tomar el sol. Igual que el tiempo, mi dolor de muelas ha evolucionado de peor a mejor y llevo un par de días que no me molesta. Uff, menos mal… hay que ver como en momentos inoportunos lo que se puede complicar un pequeño detalle para pasar a ser un gran detalle.
Garmayen autorretrato, abril 2020

Garmayen autorretrato, abril 2020

Otra cosa que me tenía preocupado la semana pasada eran los suministros de alimentación, había desaparecido un pedido. La desaparición consistía en que no llegó el día previsto y no había forma de contactar por teléfono ni contestaban a los correos. Dos días después de repente llaman a la puerta y es el pedido. Ya habíamos hecho otro, luego vamos a repetir de algunas cosas. Pero nos lo vamos a comer todo, seguro, y más vale que sobre que no que falte. Además que siempre que pides por Internet cuando te lo entregan hay cosas que faltan.
Aplausos 20:00, #desdemiventana, abril 2020

Aplausos 20:00, #desdemiventana, abril 2020

Esta semana, ya pasada, han reforzado las medidas de confinamiento: solo se puede salir a trabajar si lo haces en una actividad esencial. Claro que actividad esencial hay muchas .. pero por ejemplo la obra del estadio de fútbol que hay enfrente de mi casa la han parado. A mi me parecía una barbaridad que estuvieran trabajando a partir de las medidas de alarma del 14 de marzo. Todos los días a las 20 horas salimos a aplaudir. Es un gesto, pero los gestos son importantes. También sirve de entretenimiento y referencia a Garnavmi.
Amanece en las Teton, junio 2016

Amanece en las Teton, junio 2016

El tiempo pasa y corre a nuestro favor. Si pensamos en el intervalo típico de tiempo de un contagio, de 5 a 7 días, atrás queda el viaje a Noruega, las ‘semana de gloria’, la del 1 al 8 de marzo cuando el desastre estaba y no eramos conscientes, o inconscientes en algún caso, la semana siguiente de inquietud y la primera de confinamiento. Es decir que un contagio ya sería dentro de casa, y con las precauciones tomadas, el riesgo es muy bajo. Pero no hay que bajar la guardia. La enfermedad habrá que pasarla pero cuanto más tarde mejor. Cuando haya menos confusión y más información.
Garnavmi, abril 2020

Garnavmi, abril 2020

Las fotos que acompañan al texto, salvo tres obvias, son de esta semana que he estado un poco más activo. Los dos retratos, bueno retrato y autorretrato, están hechos experimentando con la luz. La de Garnavmi está capturada con la abundante luz natural de la terraza donde hacemos deporte, sin ningún tipo de modificador. La mía con flash y paraguas translucido y un reflector que como no tenía como sujetarlo, tengo mis dudas si ha influido algo. Seguiremos probando luces. Por cierto he hecho trampas y me he aplicado un poco de filtro suavizador de piel :D. En las dos el fondo es mejorable, otra cosa a estudiar.
Atardecer en Monument Valley, junio 2016

Atardecer en Monument Valley, junio 2016

Las fotos anacrónicas son consecuencia del repaso que voy dando por directorios del disco duro para limpiar de fotos que no es necesario tener en linea. He tenido ganas de poner espacios abiertos.