Un bodegón de los 80

Revisando negativos antiguos me he encontrado con este «ingenuo y juvenil» bodegón. De cuando no tenía ni idea de iluminación, ni me fijaba en los fondos ni en la profundidad de campo. Ni que decir de la composición :D.

Bodegón Madrid 1985

Bodegón Madrid 1985

Una «obra temprana» cuyo único valor es que es mía. Pero la aprecio. Y es cierto que en la fotografía digital el aprendizaje es mucho más fácil al poder ver los resultados al momento. Cuando era joven, todo era más complicado en el proceso fotográfico pero a la vez era más ilusionante.

El calor se aproxima

Empieza a hacer calor en la Península Ibérica. Y con él, aparecen los bichos y la temporada de macro. Este fin de semana pasado, último de mayo, volvimos a abrir la casa de Peralejos de las Truchas. Desde octubre que no habíamos podido acercarnos. No había mucho «bicho» en el campo pero encontramos una mariposa aparentemente muerta, realmente solo moribunda, y decidí cogerla.

Mariposa, Alto Tajo, mayo 2021

Mariposa, Alto Tajo, mayo 2021

Me la llevé a casa, pues el objetivo macro no lo llevaba encima, y así, con un modelo estático, empezar a pelearme con el enfoque y la profundidad de campo. Menuda batalla: A una mariposa es complicadísimo enfocarla el cuerpo entero salvo que la encudres de perfil, con todo el cuerpo en el mismo plano (misma distancia a la cámara de antenas a alas). Pero si no, si cierras mucho la abertura f22, por ejemplo, tienes el problema que para que no te quede movida tienes que poner una velocidad rápida y eso obliga a poner un ISO alto con la consiguiente perdida de nitidez por ruido.
Dragò, L'Albufera, mayo 2021

Dragò, L’Albufera, mayo 2021

Pero bueno, pelearemos por conseguir este año una «foto de concurso» como decía una persona que conocí. Para él una buena foto era una «foto de concurso», verdadero objetivo de la creación fotográfica. 😀

Cruzando las fronteras

Ocho, L'Albufera mayo 2021

Ocho, L’Albufera mayo 2021

Tras 8 meses de restricciones de movilidad por fin hemos podido ir a pasar un fin de semana a nuestra casa de VLC. Ha sido un fin de semana inusualmente caluroso con temperaturas de más de 30 grados, muy propias de verano que no de mitad de mayo. Ha sido como un entrenamiento para el verano.
L'Albufera, mayo 2021

L’Albufera, mayo 2021

No hemos hecho nada especial, en cierta forma ha sido trasladar nuestro estilo de vida del ultimo año a otra ubicación geográfica pero por lo demás lo mismo: deporte, paseos, evitar las aglomeraciones y sitios cerrados …..
Estornino, mayo 2021

Estornino, mayo 2021

Me llevé el teleobjetivo largo para ver si hacía algún pajarito pero la verdad es que no he estado acertado ni motivado. Al final solo he disparado desde mi terraza y aunque pasron varias especies por encima de mi cabeza, literalmente en el caso de las golondrinas, no he sido capaz de hacer una buena captura. Observé distintas variantes de gaviotas, garzas, cernícalos, gorriones, patos, vencejos, golondrinas, estorninos … Estos últimos se acercaban a un árbol próximo a comer sus flores y tuve muchas oportunidades de dispararles pero los capullos se escondían bien entre las hojas del árbol.

Desalarmados pero intranquilos

Que entre los seres humanos hay mucho estúpido y egoísta y que en España la densidad es más alta de la media mundial, ya lo sabíamos. Por eso, aunque indigna, no sorprende que el ganado habitual haya salido a las calles a celebrar el fin de una legislación represiva pero, a la vista de los hechos, necesaria en esta situación sanitaria adversa. Triste que el individuo tenga que ser legislado para comportarse.
Virrus te acompaña, montaje mayo 2021

Virrus te acompaña, montaje mayo 2021

Claro que los que tiene que crear la legislación son de darles de comer aparte. No dan buen ejemplo: En el año largo que llevamos de pandemia, los políticos españoles, no han sido capaces de crear una ley de salud pública que regule las formas y procedimientos para estas situaciones. Empezando por el que está gobernando y siguiendo por el que está controlando. Malos, muy malos.