Archivo de la categoría: Paisajes

Paisajes

Semana 7 de confinamiento

Cabo Jutias, Cuba, abril 2010

Cabo Jutias, Cuba, abril 2010

Pues con esta semana se ha acabado abril y hemos entrado en mayo, mes de las flores. Esta semana ha sido de poco trabajo pues tres días de vacaciones que me quedaban del año pasado y que había que cogerlos antes del 30 de abril. Iban a ser para Semana Santa … al final los cambié a esta semana con la esperanza que ya pudiéramos salir pero no ha sido el caso, los números siguen ahí, no yendo a peor, pero con poca evolución.
Madrid, 1 de mayo 2020 #desdemiventana

Madrid, 1 de mayo 2020, #desdemiventana

Y a pesar de que sigue habiendo un buen número de contagios, se han ido tomando medidas para relajar el confinamiento, ‘desescalamiento’ ¿A quien se le habrá ocurrido poner tal nombre? La palabra ‘desescalada’ no existe en el diccionario de la Rea Academia Española. Entre las medidas el poder salir a hacer deporte, individual y solo de 6 a 10 o de 20 a 23. Este sábado 2 de mayo, hoy al momento de escribir, he salido a correr una media hora. Poco a poco. Por la tarde, a las 20 horas, he dado un paseo y había bastante gente en la calle.
L'Albufera, 1 de mayo 2012

L’Albufera, 1 de mayo 2012

Aunque he mantenido los tiempos de deporte con rigor, estas semanas caseras están pasando su factura, me encuentro mas redondito. Y es que no es solo el deporte lo que nos mantiene en buena forma, en la vida pre-virus tenía una actividad física de bajo nivel pero que complementaba al deporte. Las primeras semanas logré mantener esos paseos que en la vida anterior me daba, pero, según ha ido pasando el tiempo, me he ido olvidando de darlos. Ahora ya, aunque no a las horas que me gustaría, voy a poder darlos por la calle. También antes, los días de gimnasio hacia 120 abdominales o más por sesión; ahora no paso de 40, por aburrimiento. Pero, ah, hay más! De lunes a viernes tengo 20/30 minutos de yoga. Y fiestas y fin de semana, 30 minutos de lanzamientos diversos del balón de baloncesto con Garnavmi y Navburis.
Estambul, marzo 2013

Estambul, marzo 2013

Creo que voy a mantener de momento las sesiones de bicicletas. Al principio de confinamiento me subía y hacia lo que me pidiera el cuerpo, pero poco a poco he cogido un ritmo, siempre con un mínimo de 30 minutos, cada día de la semana un objetivo: lunes 450 calorías con nivel 5 de resistencia (el nivel más exigente para perder peso), martes 450 calorías a nivel 6 (el más bajo de ‘mejora cardiovascular’), miércoles 500 calorías y nivel 6, jueves 450 con nivel 6, sábado y domingo 600 calorías con nivel 6. Las calorías es un numero que da el panel de la bicicleta que desconozco si tiene alguna relación con la unidad física pero me vale como referencia de esfuerzo realizado.
Hue, Vietnam, abril 2011

Hue, Vietnam, abril 2011

Desde el final de la semana pasada la garganta me ha estado molestando. Cuando se me ha pasado, me está doliendo el juanete, justo ahora que hay posibilidad de correr. Tenemos una edad que el cuerpo ya no da un respiro. Esta semana hemos celebrado otros dos cumpleaños más por video conferencia y si esto sigue así los de mayo también serán ‘on line’.De las fotos he estado revisando los años 2010 a 2013, las primaveras y he procesado una foto de cada una de las cuatro primaveras para esta entrada.
X #desdemiventana, Madrid, abril 2020,

X #desdemiventana, Madrid, abril 2020,

Una foto más del único entretenimiento que tenemos desde la ventana: el desmontaje del estadio. Por cierto ¿El 1 de mayo no era fiesta universal y nadie trabaja? También una foto simbólica y de recuerdo: el banco para sentarse clausurado desde el 14 de marzo que ahora con los paseos permitidos alguien ha liberado.

Semana 6 de confinamiento

Amanecer en Luxor, diciembre 2014

Amanecer en Luxor, diciembre 2014

Bueno pues la semana la empecé haciéndome un test rápido de COVID-19 pagado por mi empresa. Negativo. Por mi no ha pasado el virus. Otra cosa me hubiera sorprendido: sin síntomas y llevando todas las precauciones del mundo hubiera sido incluso alarmante. Todas las personas que conozco que lo han tenido, de alguna manera han reconocido algún síntoma. Más leves o más graves. Hay gente que espera llegar al test y que le digan que ya lo ha pasado y que está inmune sin haber tenido nada de nada. Afortunadamente parece que la cosa no funciona así y podemos seguir confiando en la lógica de causa-efecto y así encontrar una solución científica al problema.
Arco iris #desdemiventana, abril 2020

Arco iris #desdemiventana, abril 2020

El tiempo, típico de primavera. Desde mi ventana, más nubes que sol y alguna lluvia. ‘Los números’ de la pandemia en España han estado atascados esta semana sin aparente mejoría pero no empeorando. A final de semana, con un cambio de criterio a la hora de contar ha habido algún dato positivo: por primera vez se han contado más curados que contagiados. De todas formas, las 10 semanas de confinamiento como poco no nos las vamos a quitar.
Yellowstone, junio 2016

Yellowstone, junio 2016

Aunque van a ir liberando alguna medida: La semana que viene van a permitir que los niños paseen (poco y acompañados de un adulto) Veremos si no hay impacto en los contagios y si pueden seguir aplicando medidas de desconfinamiemto. Dicen que deporte de forma individual a partir del 2 de mayo.
Gullfoss, septiembre 2018

Gullfoss, septiembre 2018

Como siempre en este país la gente empieza a politizar por la derecha y por la izquierda, la situación. Con muy poco seso la verdad. A las 20 horas salíamos a aplaudir como un gesto de reconocimiento y de apoyo al persona sanitario y de servicios que están en la ‘primera linea’. Bien merecido. Ahora se ha convertido en cacerolada para pedir la dimisión del Gobierno, como si eso fuera una medida correcta en estos momentos. Menudo caos, seguro que peor que lo que tenemos. Que acabe esto, y en cuanto haya un mínimo de garantías para la salud, que hayan elecciones. Y cada uno valore lo hecho en el pasado y elija la opción que crea mejor para el futuro.
Paseo por el campo, abril 2020

Paseo por el campo, abril 2020

Esta semana poca foto nueva. Solo un arcoiris sobre el estadio, foto que puede ser histórica pues han empezado a desmontar el tejado y la fachada ya será diferente, y un ‘bodegón’ para celebrar la primavera: Paseo por el campo.

Semana 5 de confinamiento

Loch Rannoch, septiembre 2019

Loch Rannoch, septiembre 2019

Esta semana ha sido de días grises. Abril lluvias mil. Y eso viene bien, aunque ahora no podamos sentir la lluvia mojarnos. Esta semana, el viernes, he visto por primera vez a los vencejos. Ya no hay duda de que ya está con nosotros la primavera. Estación que está siendo difícil de disfrutar.
¿Y esto qué es?, abril 2020

¿Y esto qué es?, abril 2020

Las semana se me ha pasado rápida. La verdad es que el trabajo me ha absorbido bastante y pocas cosas más he hecho en los últimos siete días. Deporte sí, eso lo he mantenido a rajatabla a pesar que la bicicleta se está rompiendo y hace un ruido horrible. Como gracia digo: antes tenía una bicicleta de carretera y ahora tengo una bicicleta de montaña; del asfalto al pedregal.
Fiordo de Nærøy, febrero 2020

Fiordo de Nærøy, febrero 2020

Ya en la mente te vas imaginando lo que vas a hacer cuando puedas salir, pero es un pensamiento peligroso pues va para largo. Esta semana ‘los números’ están estancados, no hay una mejoría apreciable con respecto a la pasada.
Vuelta al trabajo #desdemiventana, abril 2020

Vuelta al trabajo #desdemiventana, abril 2020

Algunas actividades laborales han vuelto, habrá que ver la semana que viene como evolucionan las cifras, si ha sido precipitado o no. Pero teniendo en cuenta la poca fiabilidad de cómo se miden, los distinto criterios… A saber. De momento, de confinamiento, nos vamos, como poco, hasta el 11 de mayo.
(69) Te huelen los pies, abril 2020

(69) Te huelen los pies, abril 2020

Hay poca foto nueva esta semana: dos bodegones y una escena curiosa de un obrero en las alturas del tejado del estadio. Las que he puesto de otros tiempos son lugares ya mostrados anteriormente en el diario, aunque o son nueva toma u otra edición. Lugares maravillosos en los que hemos tenido la fortuna de estar.
Yosemite desde Glacier Point, junio 2012

Yosemite desde Glacier Point, junio 2012

Semana 4 de confinamiento

Estamos en Semana Santa y para no sufrir mucho, el tiempo nos ha dejado, en Madrid, días de lluvia. Tiempo de primavera, revuelto pero no muy frio. Clásico en una Semana Santa.
Seguimos bien, adaptados a la situación.

Finesterre, marzo 2018

Finesterre, marzo 2018

Por ahí fuera parece que la situación mejora a pesar de que se dan cifras que están basadas en mediciones de poca precisión. A mi me parece que una medida que seria bastante fiable es el número de ingresos en hospital y también lo es, el número de altas hospitalarias. Seguro que el sistema sanitario tiene unos registro en condiciones y esto se estará midiendo (y alguien lo conocerá, pero no lo he visto publicado). Si restamos los dos, ingresos menos altas, nos da un parámetro valido para medir como va evolucionando la epidemia.
#desdemiventana, abril 2020

#desdemiventana, abril 2020

Si el número es creciente, las medidas adoptadas son insuficientes, o todavía insuficientes, y hay que mantenerlas o reforzarlas. Y al revés, si el número es decreciente vamos por el buen camino y las medidas son eficaces. ¡Y si llega a cero o negativo, genial! A mi me valdría este número, y dejaríamos fuera casos difíciles de medir como los asintomáticos, diagnosticados por teléfono sin prueba,… que inflan el número de contagios que es lo que los medios dan, números absolutos. También dan como parámetro de medición los fallecidos y ahí tampoco hay un criterio claro de clasificación y contabilización.
EPI Garmayen, abril 2020

EPI Garmayen, abril 2020

A otra cosa más alegre, por favor. También esta semana hemos celebrado el cumpleaños de Garnavmi con su fiesta por videoconferencia. Hemos hecho una invitación electrónica y para ello una serie de fotos con flash, paraguas y reflector. Voy cogiendo el truco a la exposición, cada vez me cuesta menos poner una suficientemente correcta. De paso que estábamos con el montaje lumínico hicimos unas fotos con nuestros equipos de protección individual (EPI) domésticos. Al no tener mascarillas ni guantes (bueno algunos guantes de látex sí, pero pocos) decidimos reemplazarlo por guantes de fregar y braga de cuello de correr. La ventaja que tienen es que no son desechables, se pueden lavar y proteger deben de proteger lo mismo que la mayoría de mascarillas y guantes desechables. También, con arte y máquina de coser, Navburis cosió unas mascarillas con tela y goma.
Garnavmi de fiesta, abril 2020

Garnavmi de fiesta, abril 2020

Por cierto que ahora hay debate sobre la utilidad o no de las mascarillas y si el gobierno recomienda su uso o no. La verdad es que a mi me parece que estamos tontos, pudiendo hacer, y que acabamos haciéndolo pero tarde, lo que ya han hecho otros países que han tenido estas epidemias más veces. Como muestra esta foto en el metro de Taipei que tomé en el 2014. El uso de mascarilla es recomendable sobre todo si tienes síntomas. Ese es el primer uso, para evitar que contagies.
EPI Navburis, abril 2020

EPI Navburis, abril 2020

Si ya la cosa está desmadrada y tienes que estar en sitios con gente también es una ayuda, no la única, para evitar el contagio. Y por supuesto si vas a atender a enfermos es imprescidible. En fin, que si no tienes un plan mejor, careces de ideas, copia a los chinos. No les va a preocupar la propiedad intelectual lo más mínimo. Ellos llevan mascarillas. El problema será si hay existencias aunque parece que el gobierno va a repartirlas en el transporte público; bien me parece.
Carretera de Utah, junio 2016

Carretera de Utah, junio 2016

El lunes volvemos al trabajo, tele, después de cuatro días de vacaciones, que pereza. Acabadas las dos semanas de paro absoluto, se vuelve a permitir la actividad laboral excepto la prohibida explícitamente por ser contraria al aislamiento social. Hay un difícil equilibrio que mantener entre salud y economía…
Entramos en el bloque de las últimas dos semanas previstas, en teoría, de confinamiento por el gobierno. Con restricciones, lógico, se supone que podremos ir saliendo a partir de que pasen. Tras dos de miedo, dos de acomodación, llegan las dos semanas de tedio.