Archivo de la categoría: Arquitectura, interiores

Fin 2018

VLC, febrero 2018

VLC, febrero 2018

Se acaba el año y vamos darle un recuerdo. No ha habido grandes cambios vitales este año. Todos bien de salud aunque se va notando el paso del tiempo. En mi caso cada vez puedo hacer físicamente menos cosas. Primero fue dejar el fútbol y este año he comprobado que hacer un esfuerzo físico, nada del otro mundo, como correr algo más rápido, me cuesta.

Estocolmo, julio 2018

Estocolmo, julio 2018

Las piernas están cansadas y pasan factura. Solo me queda hacer ejercicio moderado, eso si, lo hago de forma constante. Y me cuesta mentalmente hacerme a la idea que ya se acabaron las carreras. El trabajo lo normal, mucho y sin faltar, pero sin ser especialmente próspero.

Islandia, agosto 2018

Islandia, agosto 2018

Hemos tenido buenos viajes: Galicia, Bilbao y Urdaibai, Estocolmo, Islandia, Rio Duero … Este año 2018 nos hemos movido.

Ombligo vasco, mayo 2018

Ombligo vasco, mayo 2018

Fotografía. En este apartado si hemos tenido cambios. En primavera compré una D810 aprovechando bajada de precios y jubilé la D200. Ahora reposa en un cajón a la espera de darle una salida digna. Y con la D810 estamos todavía en fase de aprendizaje. Desde luego he podido comprobar que me es mucho más fácil hacer fotos macros y nocturnas que antes. Aunque queda mucho que aprender.

Escena nocturna, junio 2018

Escena nocturna, junio 2018

Más cambios fotográficos: En verano empecé a revelar con On1 Photo RAW y progresivamente he ido dejando el PS. Con el On1 se hace mucho más fácil el editar fotos pues ya tiene incorporadas un montón de herramientas y configuraciones prefijadas. Ahora bien, también pierdes control y por ejemplo al dar el enfoque final para imprimir no tengo claro como hacerlo con las opciones prefijadas: Screen low, mediun, high… que trae. En PS había desarrollado un buen método para estos menesteres que ahora tengo que reciclar.

Mariposa, junio 2018

Mariposa, junio 2018

Y para acabar el año y los cambios fotográfico el caso Fujifilm. Como ya he contado, tras la caída de la cámara en Islandia se ha estropeado el 18-135, el objetivo de los viajes. ¿Y el cuerpo? Aparentemente está bien de funcionamiento pero la verdad es que tiene mucho desgaste. Las gomas despegadas y pegajosas, la tapa de la ranura de las tarjetas se abre … Parece que las Fuji tiene peor acabado que las Nikon.

Fotógrafo, Santiago, marzo 2018

Fotógrafo, Santiago, marzo 2018

Cuatro años de X-T1 y tiene casi el mismo aspecto que los once de la D200. Así que dudas, dudas, … Una cámara ligera con prestaciones profesionales con un objetivo versátil de focales y suficiente calidad es lo ideal para viajes. ¿Rehago el equipo Fuji desde 0? ¿Vendo y cambio de marca? ¿Hay otras opciones? …

Escaleras, Santiago, marzo 2018

Escaleras, Santiago, marzo 2018

En este 2018 el mundo, me parece que ha ido a peor. Lo que se llama «populismo» que no es otra cosa que un personaje carismático autoritario sin ninguna ideología más que «la mía más grande» que lidera una facción política que se hace con el poder por el descontento y desencanto y organiza un país como si fuera un cortijo, se está imponiendo en muchos países. Con estos populismos el nacionalismo paleto se afila y crece con todo el riesgo que conlleva. El fin justifica los medios y los derechos humanos pasan a segundo plano.

Grandes logros, Molina de Aragón, octubre 2018

Grandes logros, Molina de Aragón, octubre 2018

Otra de las grandes movidas de este año es el proceso migratorio. Migración ilegal, dicen. Hace 150 o 200 años las «potencias» coloniales occidentales invadieron, ocuparon y expoliaron los países desde donde emigran ahora estas personas. Sin importar, ni a los gobiernos ni a los ciudadanos de los imperios, ningún tipo de legalidad. Ahora, simplemente,  nos devuelven la visita. Y con el legítimo objetivo de una vida, no ya mejor, sino simplemente una vida, algo que no tienen.

Familia 2018

Familia 2018

Otro aspecto que me llena de desánimo es la marcha de la economía en este 2018. Al menos en Europa tenemos un sistema gastado incapaz de generar empleo ni riqueza. Bueno, seguro que a alguno si le genera riqueza. Pero a pocos. ¿Alguien se acuerda del «estado del bienestar»? Es un recuerdo de otra época histórica. En España una «reforma» laboral ha minado la creación de empleos. ¿Se puede hacer una ley para favorecer el empleo que su principal virtud es favorecer el despido y la contratación temporal? Tan temporal y precario es el trabajo  que los jóvenes no pueden tener planes de futuro.

Expresiones y tuberías, Bilbo, mayo 2018

Expresiones y tuberías, Bilbo, mayo 2018

Ellos han interiorizado la economía colaborativa. Compartes coche, casa, trabajo … claro, NO tienes otra posibilidad con esos salarios de incierta continuidad. Pero esto no lo van a pagar solo los jóvenes. La Seguridad Social, y específicamente las Pensiones, es un esquema piramidal. Funciona muy bien si el vértice superior (pensionistas) es estrecho y la base (cotizantes) muy ancha. Si esta base cada vez es más estrecha y corroída y el vértice pesa más … se va a desplomar.

Cadenas, Islandia, agosto 2018

Cadenas, Islandia, agosto 2018

Acabamos esta negra visión del 2018 soñando para el 2019. un mundo feliz, no el de Aldous Huxley que vamos camino de ello con tanta guarrería genética. 


Círculo de oro y Reikiavik

Thingvellir, Islandia septiembre 2018

Thingvellir, Islandia septiembre 2018

El último día completo en Islandia estaba dedicado al llamado círculo de oro, Geysir, Gullfoss y Thingvellir y rematar con el Blue Lagoon. El día salió, y continuó, perro como todos los del sur de Islandia. Cada veinte minutos lluvia intensa. Así que las visitas eran a la carrera, cuando paraba de llover salías del coche y, si podías, volvías a tiempo antes de la siguiente ducha.
Strokkur I, Islandia septiembre 2018

Strokkur I, Islandia septiembre 2018

Strokkur II, Islandia septiembre 2018

Strokkur II, Islandia septiembre 2018

Strokkur III, Islandia septiembre 2018

Strokkur III, Islandia septiembre 2018

Después de ver Yellowstone la zona de geisers y fumarolas de Haukadalur no te parece gran cosa. El auténtico Geysir está fuera de servicio pero Strokkur a modo del Old Faithful, erupciona cada 10 minutos y puedes estar lo suficiente cerca como para ver como se forma la burbuja que estalla por la presión del agua.
Gullfoss, Islandia septiembre 2018

Gullfoss, Islandia septiembre 2018

De ahí a la impresionante cascada Gullfoss, donde recibí doble ración de agua, por la lluvia y por acercarme lo más posible a la cascada. Por supuesto a la hora de llegada a la cascada ya estaba llena de turistas. Y si había turistas en Gullfoss no era menos en el parque nacional de Thingvellir. Este lo vimos como pudimos entre trombas de agua. Íbamos a un sitio, lo veíamos, volvíamos al coche con las primeras gotas, pasaba la lluvia y salíamos a otro sitio. Tuvimos problemas para aparcar así que no movimos el coche del aparcamiento donde pudimos quedarnos.
Hallgrímskirkja, Islandia septiembre 2018

Hallgrímskirkja, Islandia septiembre 2018

La ida era dejar cosas en el hotel de Reikiavik e ir al Blue Lagoon a relajarnos como hicimos en Myvatnn pero al llegar al hotel leímos que tenias que tener entradas con antelación … A pasear por Reikiavik. Ya estábamos cansados de coche, queríamos hacer unas compras y había que devolver el coche con gasolina temprano al día siguiente. Estuvo bien el paseo, aderezado como no por algunas lluvias y varios arcoiris. La ciudad está bien, pequeña pero con muchos rincones urbanos fotogénicos.
Casa, Reikiavik, Islandia, septiembre 2018

Casa, Reikiavik, Islandia, septiembre 2018

La ciudad, el centro, tiene aire hippie y mucho tema artesanal y vikingo por todos lados. De lo moderno destaca el palacio de congresos Harpa con una llamativa fachada de cristales hexagonales y una iglesia que parece el cohete de Tintin en la luna. A la mañana siguiente devolvimos el coche y todavía nos dio tiempos, a los mayores, a dar un paseo soleado por Reikiavik, mientras los menores dormían y desayunaban con calma. Y punto final a este viaje a Islandia. ¿Volveremos?
Harpa, Reikiavik, Islandia septiembre 2018

Harpa, Reikiavik, Islandia septiembre 2018

Más de Estocolmo, sin más.

Alicia, Estocolomo julio 2018

Alicia, Estocolomo julio 2018

En los viajes hago muchas fotos de las que llamo «sin más». Veo algo que me llama la atención y lo capturo. En Estocolmo hice unas cuantas.
Serio, Estocolmo julio 2018

Serio, Estocolmo julio 2018

Mientras preparo una entrada «especial» sobre el metro, pongo cinco fotos, cinco.
21-18, Estocolmo 2018

21-18, Estocolmo 2018

Las dos primeras, Alicia y el tio serio, están tomadas en Galam Stan.
Bajada al infierno, Estocolmo julio 2018

Bajada al infierno, Estocolmo julio 2018

El reflejo de la proa del barco rompehielos Sankt Erik, la escalera del modernista hotel Berns …
Cuervo, Estocolmo julio 2018

Cuervo, Estocolmo julio 2018

… Y uno de los miles inquietantes cuervos de Kungstradgarden completan la quíntupla.
PD. Hemos superado el primer tercio del verano, y salvo justamente el primer fin de semana a finales de junio, no hemos tenido altas temperaturas. Que siga así.

Estocolmo

Stortorget, Gamla Stan, julio 2018

Stortorget, Gamla Stan, julio 2018

No era la primera vez que pisábamos Suecia pero la anterior vez no salimos de las estaciones de trenes por el temporal que había en el exterior. Estocolmo es una ciudad bonita, apacible, tranquila, limpia, limpia … por proximidad geográfica y social recuerda a Copenhague pero más grande. Y con mucho turismo por ser puerto de cruceros. El tiempo magnífico, como una primavera madrileña pero al borde del mar.
Fotografiska, julio 2018

Fotografiska, julio 2018


Realmente lo que visitamos, pateamos a base de bien, fue el centro histórico. Esa es la visión de Estocolmo que nos llevamos, la del turista, no tuvimos oportunidad de salir algo más y percibir la vida cotidiana de los residentes como hicimos en Copenhague. Llegamos en sábado al mediodía, localizar el hotel e ir a comer. Cerca del hotel teníamos el Kungsträdgården, un parque con restaurantes muy agradable para comer y con una bandada enorme de cuervos que te amenizan la comida y sobremesa. Ese sábado el equipo de fútbol de Suecia jugaba los cuartos de final del campeonato del mundo contra Inglaterra a las 16:00 así que había mucha gente vestida con camisetas amarillas, el color de su selección nacional. Gente que desapareció de las calles y se concentraron en bares para ver el partido.
Af Chapman, julio 2018

Af Chapman, julio 2018

Nosotros a lo nuestro y de una tacada nos vimos Gamla Stan, el casco histórico, y Katarina-Sofia barrio de moda para jóvenes, seguramente con buenos recursos económicos. A pesar de que tienen muchas obras en marcha, que afean las fotografías, las casas de Estocolmo, sean del siglo XVI o del XX, están en perfecto estado de conservación.
Mientras tanto el equipo de fútbol sueco perdía y al acabar el partido se volvieron a llenar las calles. No sé que hubiera pasado de haber ganado, tal vez veríamos borrachos rodar por el suelo pero lo que vimos fue todo civismo … y limpieza. Gran diferencia con España que en cuanto hay concentración de masas, y más si se trata de fútbol, hay concentración de basura.
Vista desde el Ayuntamiento, julio 2018

Vista desde el Ayuntamiento, julio 2018

El día, que había salido con muchas nubes, nos regaló una puesta de sol espectacular y eterna. A estas alturas del año, allí, la luz no se va del todo, noche casi no hay. Paseamos por el borde del mar aunque no tienes mucha sensación de ello, el puzzle de islas hace que tengas más sensación de rio, lago y canales que de Mar Báltico.

Maria hissen, Estocolmo, julio 2018

Maria hissen, Estocolmo, julio 2018

El domingo nos fuimos a subir a la torre del ayuntamiento. Desde allí se tienen buenas vistas. Ese día fue caluroso así que buscamos las sombras y tomamos un barquito en las horas álgidas de sol. Pasamos un buen rato en la isla Djurgården, observando aves principalmente las ocas que acosan a los que pretenden merendar en el parque. Enfrente del museo Vasa hay dos barcos que se pueden visitar por dentro gratuitamente: Un rompehielos y un barco faro.

Barco faro, Estocolmo, julio 2018

Barco faro, Estocolmo, julio 2018

Visitamos ambos, muy entretenidos de ver sobre todo el rompehielos que puedes bajar hasta las profundidades del cuarto de máquinas. Para finalizar el día fuimos al mirador de Monteliusvägen pero la puesta de sol ya no fue tan espectacular como la del sábado.

El avión de vuelta despegaba a media tarde así que teníamos la mañana y el mediodía del lunes para ver los últimos puntos de interés que teníamos marcados: Las tiendas de ropa y material de senderismo, el mercado Hötorgshallen, la comercial Calle Drottning y por supuesto el metro. Las tiendas bien, y el metro genial, estuvimos en 4 estaciones e hice un montón de fotos con los motivos artísticos. Lástima que el nivel lumínico es muy bajo.

Metro Estocolmo, julio 2018

Metro Estocolmo, julio 2018

La calle comercial y el mercado nada especial. Bueno, si. Para lo caro que está tomarte una copa de vino en los restaurantes, mínimo 10€ y de vinos desconocidos, en el mercado hay una tienda de vinos que los precios, al menos de los vinos españoles que conocía, son muy ajustados. Si hablamos de restauración encontramos Estocolmo caro. Como siempre comimos la comida local y encontramos mucha variedad: ensaladas con arenque, salmón o carne de reno y patatas en salsa cremosa. Suecia está haciendo lo imposible por acabar con el dinero físico. Puedes pagar con tarjeta en cualquier sitio cualquier cantidad y en algunos sitio exclusivamente con tarjeta.
Cash free, julio 2018

Cash free, julio 2018