Antelope Canyon

Antelope Canyon, junio 2016

Antelope Canyon, junio 2016

No hago viajes fotográficos, ni fotografía de viajes (:-?). Hago fotografías en los viajes. Mis habituales acompañantes en los viajes dirán que no es así, que me paro continuamente para hacer fotografías y a veces parece que el objetivo de una visita es la fotografía más que el objeto fotografiado. Bueno, creo que mantengo un equilibrio. Si realmente hiciera viajes fotográficos solo visitaría lugares al amanecer y al atardecer, me tiraría horas en el mismo sitio y eso sin hablar de la cantidad de equipo que llevaría … Ya comentaré sobre el equipo fotográfico de este viaje. Todo esto para decir que esta vez sí que había hecho algo específico para la fotografía: Reservar la excursión fotográfica al Cañón del Antílope.
Haz de luz, Antelope Canyon, junio 2016

Haz de luz, Antelope Canyon, junio 2016

Debido al lío horario que se traen entre los distintos estados y el territorio navajo, Arizona (GMT-7) pero no cambia de verano a invierno, Condado de Navajo Arizona (GMT-6), Utah (GMT-6), Wyomming (GMT-6), Las Vegas (GMT-7), llegamos a Page con algo de tiempo para no arriesgar. El cañón está en zona navaja pero estos navajos a diferencia de los de Monument Valley siguen la hora de Arizona con lo que hay en verano una hora de diferencia. En este viaje a ratos no sabías que hora era la buena. Al llegar a Page en una misma calle vimos un montón de iglesias de culto, al parecer, diferente: Immaculate Heart of Mary, St David’s Episcopal Church, The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, Jehovah’s Witnesses, The Lake Powell Church of The Nazarene, First Baptist Church, Page Community Untd Methodist Church, Shepherd of the Desert Lutheran Church y First Assembly Of God. Si no encuentras tu iglesia es que eres un poco rarito, como yo.
Lineas, Antelope Canyon. junio 2016

Lineas, Antelope Canyon. junio 2016

Hay dos Antelope Canyon, el Upper y el Lower. Dado que en principio los dos tienen su encanto elegimos una compañía que nos pareciera bien y la que elegimos solo trabaja con el Upper. El Lower se queda para la próxima visita. Todas las compañías que hay son de navajos y casi todas te ofrecen las mismas excursiones, una hora la normal y dos la “fotográfica”. Lo bueno de la fotográfica es que puedes llevar equipo con trípode, en la otra no. La familia reservó la normal y yo la fotográfica. Escogimos las 11 como la mejor hora para ver los haces de luz solar entrar en el cañón. Estuvo toda la mañana nublada pero tuvimos suerte que a la hora de la excursión se abrieron claros. El cañón no es más que una hendidura en las rocas y una oquedad a ratos estrecha. A la hora prevista los navajos te montan en unas camionetas abiertas (bautizadas cono navajonetas por Garnaven :D) y a trompicones te llevan primero por la carretera y luego por la arena hasta la entrada. De milagro no se quedan clavadas en la arena. Mi grupo fotográfico era estupendo porque solo éramos cinco personas y tres trípodes. Una familia china, padre, madre y joven que habla inglés, y una señora de San Francisco eran mi compañía más el guía navajo.
El beso, Antelope Canyon, junio 2016

El beso, Antelope Canyon, junio 2016

El problema es que dentro está lleno de gente de las excursiones “normales”, sobre todo hordas de chinos. Los navajos, tanto nuestro guía como los de otros grupos, intentan dar prioridad a nuestro grupo. Pagamos más y a ellos les interesa que estemos contentos. Pero es inútil, en ese sitio estrecho, los montones de chinos que no entienden inglés son inmanejables. También hay un grupo de españoles que debido a su ignorancia e incomprensión adoptan la típica actitud española chulesca de “rebeldía ante la injusticia”: “Qué se quiten ellos, pues si, me voy a tener que apartar yo”. Mucho estrés, sin poder hacer las fotos con la tranquilidad que a uno le gusta. Encuadrar incluyendo el suelo del cañón es complicado sin sacar pies, piernas, cabezas …
Polvo y luz, Antelope Canyon junio 2016

Polvo y luz, Antelope Canyon junio 2016

La mayoría de las fotografías están hechas hacía arriba, buscando distintas formas geométricas y colores. El cañón es muy curioso pues va cambiando según se va moviendo la luz. Uno de los efectos esperados es ver el haz de luz que entra por las ranura, por eso la excursión de las 11 está tan solicitada y masificada. Para remarcar el haz el navajo tira paletadas de arena hacía arriba. Una vez está bien pero lo hace continuamente y no solo para nosotros fotógrafos también le jalean los “normalitos” y repite repite … Al final la polvareda es de impresión y hay que esperar a que se disipe un poco. Mi idea original era entrar con el gran angular Samyang 12mm y al final pensando en el polvo entré con el 18-135 que está sellado. Y menos mal! El equipo salió totalmente cubierto de polvo. Además, con tanta gente, con el gran angular hubiera sido imposible esquivar a la masa.
Rizos, Antelope Canyon, junio 2016

Rizos, Antelope Canyon, junio 2016

Tuvimos que retroceder varias veces hasta que llegamos al final. Justamente a partir de ese momento se vació mucho, las excursiones cortas de las 11 habían acabado y las nuevas traían menos gente. Buen momento para repetir fotos pero el guía navajo nos advirtió que habíamos tardado mucho y teníamos que volver a la carrera y nos hizo guardar los trípodes. Así que vuelta a fotografiar a impulsos, con un ISO alto se podía disparar a mano. En este recorrido de vuelta a la navajoneta pude observar la naturaleza cambiante del cañón: Un rincón que hacía una especie de bóveda estaba iluminado con un color naranja muy hermoso pero había una pareja haciéndose fotos ¡con el móvil!. Para cuando acabaron la luz naranja intensa se había ido :(. Por cierto esta pareja iba sola con el guía navajo que era el que les hacía las fotografías. Me parece que en algún caso debes tener la posibilidad de visita privada, interesante alternativa.
Mimetismo, Arizona  junio 2016

Mimetismo, Arizona junio 2016


Hice muchas fotos, alguna bonita, pero creo que con calma, inspeccionando la luz y las rocas, se pueden hacer composiciones preciosas. Tengo la sensación de haber ido toda la excursión a remolque de las circunstancias, sin mirar previamente, encuadrando instintivamente y disparando a toda prisa. La fase de concepción reducida a la mínima expresión. Y también echo en falta haber hecho algunas fotos de localización: La camioneta, la carretera, la arena, la gente, la entrada al cañón … Tan concentrado iba en pensar en como hacer las fotos dentro que de eso me olvidé. Solo al salir le hice la foto a una especie de lagartija del mismo color que la piedra.
Salida del Antelope Canyon, junio 2016

Salida del Antelope Canyon, junio 2016

De vuelta a Page la familia había comido ya en un chino, qué valor, así que al coche, una cerveza (no conducía yo) con frutos secos y jerky para comer y a por el penúltimo parque del periplo: Bryce Canyon.

Monument Valley

Monument Valley, junio 2016

Atardecer Monument Valley, junio 2016

Al poco de salir de Moab, visualizamos en el infinito horizonte un espectacular cumulonimbo con yunque. De libro, magnífico ejemplar que debería haber fotografiado para un álbum de nubes. Estas nubes son un indicador 100% fiable de tormenta. Y tormenta fuerte. Según avanzábamos kilómetros el cúmulonimbo se nos hacía más grande. Si, íbamos directo a él. Llegó un momento que ya no lo distinguíamos, estábamos debajo. Las tormentas ya no nos dejarían en las siguientes noches hasta nuestra partida de vuelta a Madrid. Antes de llegar a Monument Valley paramos en la San Juan Inn cerca de Mexican Hat para tener nuestra primera comida de cocina navaja.
Navajo food, junio 2016

Navajo food, junio 2016

Con la expectativa de un cambio de alimentación esperábamos algo más de esta cocina, pero no nos término de gustar. Tal vez era un poco de falta de buena cocina pero los sabores no estaban bien trabados. Tomamos una especie de sopa-potaje y unos panes suyos rellenos. Antes de dirigirnos al hotel fuimos a ver Gooseneck un mirador donde se ve como el río San Juan crea unos meandros profundos y retorcidos.
Gooseneck, junio 2016

Gooseneck, junio 2016

El tiempo cada vez era más feo, nubes más negras, mas oscuridad. Aproveché estas nubes para hacer la clásica carretera hacía el infinito borrascoso. Una de las paradas en la carretera la hice en un punto famoso de la US 163 donde se para mucha gente a hacerse fotos, incluso sentados en medio de la carretera, porque es una imagen típica de películas. A mi me parecío un tanto peligroso lo de estar en medio de la carretera por donde pasan unos enormes camiones cargados de carbón camino de la central térmica de Page. Llevaba puesto el 12mm y decidí no cambiar de objetivo. La imagen habitual está tomada con teleobjetivo para acercar las formaciones montañosas, en mi caso resulta una toma diferente donde cobran protagonismo la carretera y las nubes. (Justificación de que soy un vago y no quise cambiar objetivos).
US 163, junio 2016

US 163, junio 2016

Llegamos al hotel The View en medio de una enorme tormenta de arena. El hotel era uno de los caprichos del viaje: Habíamos cogido una habitación con vistas a las montañas. Una vez alojados la tormenta seguía. La idea era visitar el parque con la excursión de los navajos ya que esta es más larga que la que te dejan hacer por tu cuenta y además porque unos carteles advertían que al haber llovido la carretera estaba embarrada y no aconsejaban que fueras en vehículos particulares. Al preguntar en el kiosco de las excursiones los navajos empezaron con cuentos de que hoy eran más baratas que mañana y regateos de ese estilo pocos claros que ya nos hizo desistir de ir con ellos. Sonaba a la típica picaresca española de los 70 para aprovecharse de los turistas. Y aparte de cara, se añade que es en camionetas abiertas, imposible con la que estaba cayendo. Las vimos pasar llena de abnegados turistas asiáticos tapándose ojos y bocas protegiendose de la arena. El asunto era que entonces no íbamos a ver nada! Estar allí y no verlo … dolía.
La mano, Monument Valley, junio 2016

La mano, Monument Valley, junio 2016

Me fijé que la carretera no había barro, los coches que pasaban levantaban más bien polvo, indicativo de carretera seca, así que nos atrevimos a empezar el circuito y ver hasta donde llegábamos. Poco a poco hicimos todo el recorrido. Al principio salir del coche y hacer fotos era todo una heroicidad. Hasta costaba enfocar con la cantidad de arena que había en el aire. Con el paso del tiempo la situación mejoró algo. En una de las piedras estaban intentando hacer una película o documental con una veintena de navajos vestidos con sus trajes tradicionales muy coloridos. A los pobres se les volaban las plumas.
Marcha navaja, MV, junio 2016

Marcha navaja, MV, junio 2016

Volvimos al hotel a tiempo de la puesta de sol. Ahí me quedé en el balcón de la habitación con el trípode montado esperando a que los rayos rojos del sol poniente asomaran por debajo de las nubes y me iluminaran las montañas (las Mitten) Pero no hubo suerte, el sol se puso sin aparecer.
Las tres hermanas, Monument Valley, junio 2016

Las tres hermanas, Monument Valley, junio 2016

Volvimos a cenar comida navajo en el hotel y volvimos a tener la misma impresión de falta de coherencia de sabores. Creo que más que problema de la receta era de los cocineros. Por la noche tuvimos el accidente del viaje por la noche Navburis tropezó con una maleta abierta y fue de morros contra un mueble haciéndose un corte en la nariz. Por suerte una vez cortada la hemorragia vimos que aparentemente el hueso no estaba roto. Menudo lío tener que buscar un hospital en medio de la noche … y del desierto. Me levanté antes de salir el sol para aprovechar la fantástica vista desde el balcón de la habitación. Esta vez el sol sí se vio. El problema es que era justo de frente, una foto difícil de manejar las luces y las sombras y los reflejos.
Amanecer, MV, junio 2016

Amanecer, MV, junio 2016

Levantados todos cogimos marcha hacía Page para visitar el Cañón del Antílope.

Arches

Landscape Arch, junio, 2016

Landscape Arch, junio, 2016

De Arches me queda un recuerdo con regustillo amargo. Primero por una falta de preparación y mentalización que hicieron que no llegáramos a ver de cerca los arcos más populares Delicate Arch y Double O Arch. Y es que el calor en ese parque es muy fuerte y hay que ir con suficiente agua y condición física. Y segundo porque una tarjeta de memoria falló y perdí unas fotos, de momento irrepetibles, ya que se hicieron con la luz del atardecer y al día siguiente ya teníamos que estar en otro lado.
Green River, Canyonlands, junio 2016

Green River, Canyonlands, junio 2016


El fallo me dio ya en Canyolands el parque que visitamos antes, “Error de escritura” pero al volver a apretar el disparador no salió de nuevo el mensaje con lo que me quedé tranquilo sin ocurrirseme mirar si realmente la foto estaba grabada en la tarjeta. Canyolands es un parque muy grande cono dos entradas separadas por más de 150 km dado que por el centro del parque los rios Green y Colorado excavan la tierra y no hay carreteras para cruzarlos.
Shafer Canyon, Canyonlands, junio 2016

Shafer Canyon, Canyonlands, junio 2016

Nosotros hicimos lo más típico que es acceder por la entrada cercana a Moab, Island in the Sky y recorrer la carretera pavimentada parando en los miradores. Hay posibilidad de hacer rutas en 4×4, bicis y caminatas pero hay que ir bien preparados de material y tiempo. Es desierto con temperaturas de 40º C por el día, como era en nuestro caso. De Canyonlands directos a Moab para comer y al hotel (bueno cabinas) para pasar las horas de más calor a resguardo.
Decoración. kokopelli lodge, Moab junio 2016

Decoración. kokopelli lodge, Moab junio 2016

Habíamos cogido dos habitaciones en el Kokopelli Lodge y teníamos dudas de su calidad por el precio pero la verdad es que están estupendas. Recomendables. Al tardecer entramos en el parque de Arches.
Balanced Rock, junio 2016

Balanced Rock, junio 2016

Tenía una lista de arcos que se ven más bonitos al atardecer y a ellos fuimos. Uno de ellos es el de las ventanas, ahí fue donde me volvió a dar el error en la tarjeta y volví a cometer el error de repetir la foto y al no ver el mensaje no cambiar la tarjeta. En 10 años o más de fotografía digital no me había pasado nada de esto. No fue hasta llegar al hotel por la noche cuando ví que había perdido fotos. Ya sabes, cambia la tarjeta a la mínima sospecha de problema y repite las fotos antes de irte con la tarjeta nueva.
Window, Arches NP, junio 2016

Window, Arches NP, junio 2016

En las ventanas decidimos hacer un sencillo camino que hay alrededor de ellas, sencillo sí pero con el calor fue suficiente para que nos acabáramos el agua y las ganas de andar. Por esa razón al final no hicimos el camino hasta el Delicate Arch y lo vimos en la distancia desde el “view point”
Delicate Arch, junio 2016

Delicate Arch, junio 2016

Esa noche cenamos en Moab en un restaurante tailandés bastante auténtico al que llegamos justo antes de que cerraran y es que es un problema en muchas ciudades de ese país que si ves la puesta de sol ya no encuentras sitios para cenar.
Courthouse, Arches NP,  junio 2016

Courthouse, Arches NP, junio 2016

A la mañana siguiente, con otra tarjeta de memoria en la cámara :(, salimos temprano para acabar de ver el parque. Tenía previsto llegar a Double O pero ese camino incluía subir alguna piedra y nos temblaron las piernas, llegamos hasta Landscape Arch y desde ahí fuimos recorriendo la carretera visitando los arcos que nos quedaban y volviendo a las ventanas para fotografiarlas pero ya no era la misma luz que la que había en la tarde. Los arcos toman un tono rojizo por el lado donde les da el sol rasante que no tienes si la luz es alta o posterior.
Skyline Arch, junio 2016

Skyline Arch, junio 2016

Finalizada la visita iniciamos el camino hacia Monument Valley territorio Navajo.

Santos y pecadores

Es curioso que las dos grandes ciudades que visitamos en el viaje tuvieran características y connotaciones tan diferentes: Las Vegas ciudad del vicio y Salt Lake City ciudad de la oración. Una fundada por piadosos y otra por mafiosos. Una, creada en 1850 pero realmente importante a partir de 1931 con la abolición del juego y la otra creada por unos visionarios en 1847 que ocuparon el sitio y la crearon de acuerdo a sus creencias y organización social. Ambas, desde óptica europea, son nuevas ciudades, sin mucha historia. Y ninguna de las dos me resultan atractivas para vivir

Sala de la Asamblea, Salt Lake City, junio 2016

Sala de la Asamblea, Salt Lake City, junio 2016

A Salt Lake City llegamos la tarde del primer día de viaje como punto de descanso hacia Grand Teton. Era un domingo, día de descanso para todas las ramas cristianas con lo que nos encontramos una ciudad muerta. Muy limpia, con parques y bien adornada de flores pero con todos los comercios cerrados. Visitamos la plaza del templo esquivando a los proxenetas mormones, chicos y chicas jóvenes muy sonrientes. Reconozco que no eran pesados, solo te miraban y si no les dirigida palabra o te ibas a hacia otro lado te dejaban tranquilo. Nada que ver con los comerciantes egipcios por ejemplo.
Organo del Tabernáculo, SLC, junio 2016

Organo del Tabernáculo, SLC, junio 2016

Resulta sorprendente la religión mormona, creo que debe ser la última en ser un caso de exito con más de 15 millones de seguidores. La historia de su profeta Josep Smith es alucinante, pero en definitiva, él sólo repitío un esquema que funciona: Un tipo con carisma se inventa un cuento consiguen seguidores y estos logran crear una infraestructura que sobrevive a base de tener a los fieles, a veces con violencia, subyugados. Es lo que han hecho los cristianos, la iglesia católica, la musulmana, la judía, y todas sus ramas y variantes … Repetir el esquema.
Brigham Young Park, SLC, junio 2016

Brigham Young Park, SLC, junio 2016

Y esto pasa desde el principio de los tiempos. El premio habría que dárselo al primer humano que se el ocurrió recurrir a una fuerza sobrenatural externa a la voluntad humana para tomar el pelo y dominar a sus congéneres. Un premio, y que se lo metiera por el culo. De vuelta hacía el sur hicimos parada en Provo a unos kilometros de SLC también mormona, también en domingo y también aburrida con todo cerrado. Teníamos interés en ver un mercado Amish pero estos tampoco abren en domingo, claro.
Protesta religiosa, Las Vegas , junio 2012

Protesta religiosa, Las Vegas , junio 2012

Habíamos estado en Las Vegas en el viaje del 2012, casualmente los mismos días el 30 de junio y el 1 de julio. En aquella ocasión fue a mitad de recorrido dos noches de descanso y la recordábamos con cierto cariño. Después de 4 años la ciudad permanece igual, como si estuviera congelada. Algunos carteles de espectáculos han cambiado sí, pero los han sustituido por otros casi iguales. La ciudad tiene la vida principal a lo largo de la calle mayor, el strip, nosotros como turistas nos movimos poco fuera de esa calle tan solo para ir a grandes almacenes pero lo que vimos no fue especialmente diferente a cualquier ciudad americana del oeste, casas bajas desparramadas en una gran extensión.
Las Vegas, junio 2016

Las Vegas, junio 2016

En este viaje estuvimos una noche, solo para la cena, y un día completo dedicado a visitar un outlet por la mañana, comer, volver al hotel, pasear atravesando los grandes hoteles por la tarde y cenar y fin. ¿Qué tiene Las Vegas? Los casinos, la sugerida pero no visible prostitución, las capillas temáticas para bodas, muchos espectáculos, algunos pequeños gratuitos, restaurantes interesantes pero muy caros, gente, mucha gente, gente pasada de tuerca, gente pasándolo bien, gente pasándolo mal …, ruido y suciedad. Y no hay parques ni flores, salvo las del enorme vestíbulo del Bellagio
Hot Babes, Las Vegas, julio 2012

Hot Babes, Las Vegas, julio 2012

Hice muy pocas fotos esta vez. He tenido que recuperar alguna foto del 2012 para acompañar este texto. Después de tanta maravilla pasajisticas encontré poca inspiración en la ciudad. Y eso que los edificios, las luces, el personal, … dan para mucho juego.