Archivo de la categoría: Urbanas

Tokio (II)

En la segunda estancia en Tokio estuvimos alojados en la misma zona que en la primera, en el lado oeste de Shinjuku, la zona de oficinas pero cinco minutos más alejados de la estación. No pasamos ningún día completo pues lo combinamos con la vuelta de Kioto y con las excursiones a Niko, Kamakura y Hakone. La verdad es que no eché en falta más tiempo. A pesar de que entretenimientos puedes encontrar, por supuesto, era llegar a un barrio y al rato ya te parecía que era todo igual y más de lo mismo.

Shinjuku Gyoen, abril 2017

Shinjuku Gyoen, abril 2017

La primera tarde fuimos al parque Shinjuku Gyoen a ver, como no, cherry blossom. Muy espectacular pero también muy lleno de gente. Merece la pena entrar en el invernadero (greenhouse) donde aparecen como exóticas algunas flores habituales en España.

Takeshita Dori, abril 2017

Takeshita Dori, abril 2017

Luego Harajuku y Shibuya. En el cruce de Shibuya estuvimos haciendo fotos. Además de la multitud local hay cientos de turistas cruzando y haciendo el tonto a mitad de cruce. Mola hacer una secuencia de fotos desde antes de cruzar, empezando a cruzar, en medio del cruce, terminando de cruzar, hasta después de cruzar. Una buena vista, a pesar de que es através de cristal es la que tienes desde un centro comercial enfente del cruce.

Shibuya, abril 2017

Shibuya, abril 2017

Cerca de la estación de Shinjuku encontramos un sitio de sushi que nos gustó así que hicimos varias cenas al volver de las excursiones. Fuera de Tokio, incluso en algunos barrios de Tokio es difícil encontrar sitios de sushi. Otro barrio donde dimos paseos nocturnos fue Kabukicho, Shinjuku Este.

Mapa de 'ocio', Kabukicho, abril 2017

Mapa de ‘ocio’, Kabukicho, abril 2017

Es una especie de barrio rojo pero sin aparentemente mucha marginalización, tiene muchos restaurantes y ahí es donde encontramos un lugar de barbacoa estupendo. Lástima que no supimos volver a encontrarlo 😀

Kabukicho abril 2017

Kabukicho abril 2017

El último barrio que visitamos fue Akibahara. El barrio de la tecnología y el manga. La tecnología no sorprende. La globalización ha homogeneizado el mundo, lo mismo que ves en Tokio lo puedes ver en Madrid. Y los precios no difieren. No soy seguidor del manga así que vistas dos o tres tiendas ya las has visto todas. Bien angostas que son.

Manga Akihabara, abril 2017

Manga Akihabara, abril 2017

En este barrio además hay muchos bares atendidos por “doncellas” (Maiden cafes) y hay chicas disfrazadas de tal en la puerta como reclamo. No me queda muy claro el asunto… algunos parecen que son solo una especie de cafetería atendida por chicas vestidas, inocente, aunque dudo que sean admitidas mujeres. Otros ya parecen que tienen otra intención… ¿Ver y no tocar?

Maid Cafe, Akihabara, abril 2017

Maid Cafe, Akihabara, abril 2017

Paseando lo que más me llamó la atención fue una chica que iba con una ave nocturna, búho o lechuza, por la calle para dar publicidad a un bar Owl Cafe donde tienen muchos. Qué locura, pobre animales.

Buhonera Akihabara abril 2017

Buhonera Akihabara abril 2017

Tokio es una locura, diferente, llena de gente y de ruidos (¡entra en un Pachinko!) no me importaría volver pues me quedan cosas que ver y sitios que puedo repetir.

Sobre diversidad

Soy muy respetuoso con la orientación sexual de las personas, como espero que la sean con la mía aún siendo bastante poco original. La sexualidad es para mi un medio de expresión y comunicación más que otra cosa. Como cualquier otra expresión humana, ejemplo las manifestaciones religiosas, políticas, deportivas (subirse a la Cibeles) o militares, es digna de manifestarse dentro de un orden. Por lo tanto, mi respeto al colectivo LGTBI (cada vez hay más letras) y su fiesta.

Dispersión, Braga octubre 2016

Dispersión, Braga octubre 2016

Pero lo que no entiendo es de gilipolleces como poner semáforos gay/lesbianos. ¿No hay algo mejor en qué gastar dinero? Por ejemplo en educación contra la violencia sexista. Y si realmente alguien piensa en que los semáforos de Madrid son una agravio ¡Pensemos en personas! Para los semáforos bien vale un símbolo con cabeza 2 brazos tronco y 2 piernas. Símbolo universal desde las cavernas que no denota sexo, ni raza, ni religión … ¿Se pueden sentir agraviadas personas cojas o mancas?
Pedestrians, Taipei febrero 2014

Pedestrians, Taipei febrero 2014

Creo que lo más sensato y práctico es poner un contador del tiempo que queda para cambiar de estado.

Fin de primavera (2017)

Inferiores, mayo 2017

Inferiores, mayo 2017

Se acabó la primavera el 21 de junio a las 6h 24m. Primavera astronómica porque la térmica acabó hace ya dos semanas con una aplastante subida de temperaturas más propia de mitad de julio que de mitad de junio. No recuerdo tantos “más de 35º” consecutivos a estas alturas de año. Ni en mi recuerdo ni en las estadísticas de la AEMET. Y no solo las máximas, también las temperaturas mínimas han estado muy por encima de la media.
Florecillas, junio 2017

Florecillas, junio 2017

He estado muy centrado los meses primaverales en contar y preparar las fotografías del viaje a Japón que parece que no he fotografiado nada más. Pero alguna foto, ciertamente pocas, si que he hecho. Cumpleaños familiares, puesta de sol, florecillas… lo de siempre. Pero además por trabajo tuve un viaje a Cuenca y aproveché para llevar la XT1 con el 12mm. No es una cámara de bolsillo pero se lleva bien en la maleta. Cuenca la conozco bien, a pesar de que hacía ya unos años que no pasaba, y tenía en mente alguna foto que pude hacer.
Catedral, Cuenca mayo 2017

Catedral, Cuenca mayo 2017

Y poco más. Esta primavera, para bien, la vida has seguido su curso sin novedades significativas.
Puente, Cuenca mayo 2017

Puente, Cuenca mayo 2017

Takayama

Esperaba algo más de Takayama. Cuando leí y vi sobre Takayama me vino el recuerdo de HoiAn, en Vietnam, una pequeña ciudad que mantiene el sabor antiguo y tradicional. Y así es, Takayama es ciudad pequeña en las montañas y que le queda lo antiguo y tradicional pero con menos sabor que la vietnamita.

Takyama, abril 2017

Takyama, abril 2017

Takayama está a algo más de 3 horas de Kioto en tren. Lo habitual es pasar una noche allí y hacerlo en un ryokan con onsen pero a nosotros nos echaba atrás el ir con las maletas así que nos decidimos hacerlo en el día a pesar del tiempo que consumes en la ida y vuelta.
Mercado Takayama, abril 2017

Mercado Takayama, abril 2017

Llegamos sobre las 11 y lo primero que hicimos fue acercarnos al mercado que sabíamos que cerraba pronto. Cuando llegamos ciertamente no habían muchos puestos pero creo que en cualquier caso no es un gran mercado, nada que ver con el de HoiAn y no vamos a comparar las dos ciudades más. Siguiendo con el plan previsto del mercado fuimos a recorrer el camino de Higashiyama empezando por el círculo del Shiroyama Park. El caso es que el camino estaba parcialmente nevado y no veíamos a ningún turista, solo nos cruzamos con dos nativos, con uno de los cuales intentamos hablar para saber si íbamos bien y no fuimos capaces de entendernos.
Higashiyama Walking Course, abril 2017

Higashiyama Walking Course, abril 2017

El paseo desde luego es muy bonito y relajante, de lo mejor para empezar una mañana como la que teníamos, algo fresca pero muy soleada. Completamos el círculo y decidimos bajar al pueblo y empezar por el otro extremo ante la duda que el camino estuviera nevado y tuviéramos que retroceder. El caso es que donde se supone que empezaba el camino no lo veíamos. Y tampoco veíamos a ninguna persona! Estuvimos dando vueltas tontamente sin dar con él hasta que encontré una escalera que subía a un sendero impracticable pues estaba lleno de ramas y maleza probablemente por un temporal reciente.
Templo Soyuuji, Takayama abril 2017

Templo Soyuuji, Takayama abril 2017

Desistimos de recorrer el sendero y volvimos al centro urbano a ver las calles de la parte antigua de Takayama. Hasta ese momento nos sentíamos como los únicos turistas, la razón es que estaban todos en las calles viejas, al parecer a nadie le había dado por andar por el campo salvo a nosotros.
Arquitectura tradicional, Takayama, abril 2017

Arquitectura tradicional, Takayama, abril 2017

Las casas mantienen la estructura antigua, son del 1600-1800 y están muy bien conservadas. Por supuesto la mayoría son tiendas de artesanía o productos propios como el sake, restaurantes, museos, … pero hay alguna que parece un hogar.
Pagoda Hida Kokubunji, Takayama abril 2017

Pagoda Hida Kokubunji, Takayama abril 2017

El buey de Kobe tiene una merecida fama de carne espectacular pero sin duda la ternera de Hida es como poco igual de exquisita. Takayama está en la región donde se crían esas vacas así que está lleno de restaurantes donde la puedes comer. Buscamos uno que nos pareció adecuado y fuimos a por ella. No es una carne barata, tiene distintos niveles y grados para medir su calidad. Queríamos probar la mejor y siendo prudentes pedimos además una de menor calidad para completar. Acabamos pidiendo otra ración de la mejor. La hicimos en la barbacoa típica japonesa a la brasa vuelta y vuelta acompañada de verduras. Una maravilla.
Puente Nakabashi, Takayama, abril 2017

Puente Nakabashi, Takayama, abril 2017

Después de comer seguimos viendo la zona antigua, compramos alguna cosa y entramos en una degustación de sake pensando que era de misu :D. El sol iba bajando y un viento frio, que sonaba a despedida, corría por las calles. Takayama estaba ya vista. El billete de vuelta era a las 18:46 con llegada a las 22 a Kyoto …tarde para cenar. A las 16:30 salía otro, fuimos rápidos a la estación a ver si podíamos cambiar el billete y así fue. He de reconocer que Takayama tiene cosas bonitas pero el mejor recuerdo que me queda es la ternera de Hida. Lamentablemente me dediqué a comer y no tengo una buena foto de la carne pero creo que tardaré en olvidarme.
Tanuki, Takayama abril 2017

Tanuki, Takayama abril 2017