Escocia 2019 (V) Isla de Skye

Skye, septiembre 2019

Skye, septiembre 2019

A la isla de Skye entramos por el puente de Kyle of Lochalsh. La mañana salió lluviosa. Aún así, antes de empezar el viaje, volvimos a Eilean Donan para una última foto. El puente lo cruzamos diluviando. La tónica del día, mucha lluvia y mucho viento. Y entre tantas lluvias el arco iris. La primera parada en Skye fue el puente de Sligachan, puente muy fotogénico, también muy popular, y en el momento que estuvimos con luz difícil.
Sligachan, Skye, septiembre 2019

Sligachan, Skye, septiembre 2019

Vimos que estábamos relativamente cerca de la destilería Talisker y tal como estaba el día era un buen plan acercarnos a la tienda y con la excusa de la visita comprar una botella que no tuviera de mi whisky preferido. Puede resultar raro que no hiciera la visita a esta destilería pero encajaba mejor hacer la visita en Speyside. Talisker es la única destilería de Skye, es conveniente reservar antes y son dos horas que le restas a la isla … Mejor no hacer la visita y solo pasar por la tienda y ver el entorno, que se lo merece.
Talisker, Skye, septiembre 2019

Talisker, Skye, septiembre 2019

Desde Talisker están a poca distancia las Fairy Pools unas cascadas y pozas de bonitos colores … cuando hay luz. Para llegar hay que recorrer unos kilómetros de carretera, más bien pista, de montaña, donde hay que ceder el paso a los de sentido contrario o viceversa y se te hace largo. Al llegar al aparcamiento unos chicos nos indicaron que debido a las lluvias el camino a las cascadas estaba en mal estado y con mucho barro. No estábamos mentalmente ni vestidos preparados para esta contingencia así que hicimos unas fotos y fuimos a comer a Portree.
Carbost, Skye, septiembre 2019

Carbost, Skye, septiembre 2019

Antes de pasar por nuestro alojamiento fuimos a The Storr. Es uina colina que tiene varios picos llamativos, el más conocido es el Old man of the Storr. Llegamos en plena lluvia y esperamos a que parara un poco. El camino que asciende un tanto empinado estaba como no muy embarrado. Y a cada poco ducha de agua y viento. Así que al final me quedé solo en la subida y solo hasta llegar por debajo de las piedras y hacer «la foto» en una parada de la lluvia, llevaba la cámara tapada, de forma rápida. En un día seco, con tranquilidad, es una ascensión asequible, y las vistas desde arriba espectaculares.
The Old Man of Storr, Skye, septiembre 2019

The Old Man of Storr, Skye, septiembre 2019

Tras pasar por Tigh A Raoin «nuestra casa» en Skye enfilamos hacia Uig y de ahí directos a The Quiraing. La carretera desde el oeste es otar vez tipo pista. El Quiraing es una montaña que por un lado acaba de forma abrupta como un acantilado con unas vistas espectaculares. Era un sitio en el que tenía pensado hacer una foto al atardecer con el sol bajo iluminando las colinas lejanas, el mar …:D
Quiraing, Skye, septiembre 2019

Quiraing, Skye, septiembre 2019

Para empezar tuvimos que esperar a que dejara de llover cuando pude salir del coche el viento era muy fuerte, de los que arrancan las puertas, y atronador, al acercarte al borde había que llevar cuidado de que no te tirara. Y todo embarrado lo que dificultaba el desplazarse. El paseo por el borde permite unas vistas excepcionales pero en esas condiciones poco paseo, hecha las fotos poco más se podía hacer allí.. Bajamos por el empinado lado oeste hacia Kilt Rock.
Kilt Rock, Skye, septiembre 2019

Kilt Rock, Skye, septiembre 2019

Kilt Rock es un acantilado que su forma y colores recuerda a la clásica falda escocesa. Lo más llamativo desde el mirador no es tanto el acantilado, que queda en segundo plano, si no una cascada que cae desde el acantilado hasta el mar. Al borde del mar el tiempo había mejorado, menos viento y sin lluvia. La tarde auguraba un cambio de tiempo para el día siguiente como así fue. Fuimos a cenar, y muy bien, a Portree
Portree, septiembre 2019

Portree, septiembre 2019

El segundo día de Skye lo comenzamos yendo a visitar el castillo de Dunvegan casa de los McLeod de McLeod (de toda la vida). El castillo está muy bien, en un entorno precioso y además con unos bonitos jardines. Merece la pena visitarlo. El día estupendo, sol y nubes. Estábamos en la zona noroeste de la isla. Hicimos la excursión a Coral Beach.
Dunvegan, septiembre 2019

Dunvegan, septiembre 2019

Desde el aparcamiento, ¡ojo! muy pequeño y se pone a tope, es un paseo, algo largo pero fácil, plano. Frente a la playa hay un islote donde se ven a las focas, pero está lejos como para hacer fotos. La playa es muy bonita, muy blanca debido a los restos de alga coralina, no es arena.
Coral beach, Skye, septiembre 2019

Coral beach, Skye, septiembre 2019

Uno de los lugares que tenía en mente fotografiar era el faro de Neist Point, el punto más al oeste de la isla. El plan era ver la puesta de sol pero llegamos demasiado pronto, la carretera nuevamente era complicadilla, de «un solo sentido» y no especialmente bien señalizada y asfaltada. Así que hicimos el paseo hasta el faro, estuvimos un buen rato disfrutando de las vistas y a una hora prudencial salimos de allí para no estar en la carretera sin luz del día.
Neist Point, Skye, septiembre 2019

Neist Point, Skye, septiembre 2019

De vuelta hacia Portree nos pasamos un cruce y acabamos pasando de nuevo por Sligachan. Eso nos dío oprtunidad de ver un bello atardecer sobre las Cuillins. A la mañana siguiente teníamos que madrugar: Salíamos de Skye con el primer ferry de la mañana de Armadale a Maillag.
Cuillins, Skye, septiembre 2019

Cuillins, Skye, septiembre 2019

Skye es un lugar para volver, una vez vistos los sitios, y con tranquilidad andar. Preferiblemente con un tiempo amable, como tuvimos el segundo día.