Archivo de la etiqueta: Parques nacionales USA

Fin de año 2016

Es habitual en los últimos días del año que acaba repasar lo sucedido a lo largo de él. Y no vamos a ser originales no haciéndolo.
Empecemos por lo peor, el trabajo. Ojo! que no quiere decir que malo, con un trabajo fijo (y hasta ahora estable), con buen salario, no puedo quejarme. Pero a diferencia de lo variado y activo en lo laboral que fue el 2015, este ha sido un muermo. En espera de una operación accionarial que se ha prolongado y que una vez concluida a mi no me convence, acompañado con unos resultados empresariales pésimos y mi (inherente) discrepancia con el punto de vista de la dirección de cómo enfocar los esfuerzos, resulta un año laboral para olvidar. En estos momentos se me refuerza las ganas de cambiar y apostar por un trabajo totalmente mio. Si la “suerte me acompaña” será antes que más tarde.

Invierno 2016, L'albufera, enero 2016

Invierno 2016 L’albufera, enero 2016

El mundo no ha ido a mejor en el 2016. Eso me parece a mi, que cada vez hay más sitios donde no es seguro viajar. Definitivamente estamos en una nueva era, no muy ilustrada ¿No parece tanto ascenso “populista” en la política una constatación de la mediocridad de la intelectualidad?
Primavera 2016: Port Lligat, marzo 2016

Primavera 2016: Port Lligat, marzo 2016

De lloros a sonrisas, la salud de la familia sigue en buen estado y los parientes cercanos si bien con alguna incidencia también aguantan. Esto es lo más importante. Lo mejor del año sin duda el maravilloso viaje por parques nacionales de USA, inolvidable como lo fue el de 2012. Pero no ha sido el único también hemos visitado Calpe y Altea, Girona y Costa Brava, Aveiro, Oporto, Braga y Guimaraes, … y Segovia claro!.
Verano 2016: Yellowstone junio 2016

Verano 2016: Yellowstone junio 2016

Y en los viajes es donde más y mejores fotos hago. Este año la producción fotográfica ha sido muy escasa al margen de los viajes. Unos de los alicientes para seguir haciendo fotos son los concursos/juegos fotográficos y este año, una vez finalizó el “Super Reto Sonymage” en febrero no ha habido ninguno que me haya motivado a participar. Tampoco he procesado muchas fotos, y mira que tengo para hacer galería, ni he escaneado negativos y diapositivas antiguas … Estos últimos meses he estado más ocupado en temas audio visuales. Ya volverá la afición acérrima. Por momentos como este ya hemos pasado.
Otoño 2016: Oporto, octubre 2016

Otoño 2016: Oporto, octubre 2016

Bryce Canyon & Zion

Bryce Canyon, junio 2016

Bryce Canyon, junio 2016

Después de todo lo que llevábamos visto no espera encontrar ya un paisaje que me impresionara. Pero estaba equivocado el parque del cañón Bryce lo hizo. Llegamos por la tarde del 29 de junio día señalado en la familia. La tormenta nos iba acechando todo el viaje desde Page pero hasta la noche la esquivamos. En este parque hay alojamiento dentro pero el parque es muy pequeño, solo 145 km cuadrados frente a los casi 9.000 km2 de Yellowstone, y tienes el magnifico Ruby’s Inn a 5 min de la entrada. Así que no merece la pena el estar dentro. Lo primero fue alojarnos y rápidamente aceder al parque.
La ciudad dormida, Bryce Canyon, junio 2016

La ciudad dormida, Bryce Canyon, junio 2016

El parque se estructura a lo largo de una carretera no circular (llegas al final y vuelves) que recorre el borde del cañón. La verdad es que no es un cañón como tal sino un ladera empinada que baja a una especie de valle donde “crecen” como churritos unas columnas de piedra llamadas hoodoos que forman un anfiteatro espectacular. Desde la carretera accedes a miradores y a las cabeceras de los senderos que bajan al cañón. Entramos y fuimos hasta el fondo y empezamos a ir parando en los miradores. A diferencia del atardecer de Monument Valley aquí a pesar de las nubes el sol iluminaba con lo que tenía el paisaje perfecto. Y para rematar salió un arcoiris.
Arco iris, Bryce Canyon, junio 2016

Arco iris, Bryce Canyon, junio 2016

Estuvimos hasta que nos pareció razonable ir a cenar al Ruby’s, no puedes apurar o te cierran la cocina. Habíamos leído que tenían fama las costillas y los chuletones. Pues si, ya podemos certificarlo, una cena magnífica. A la salida llovía con ganas.
Navajo loop, Bryce Canyon, junio 2016

Navajo loop, Bryce Canyon, junio 2016

Nos despertamos pronto y volvimos a Bryce para completar la visita haciendo un trail, de los sencillos claro, bajando al cañón. Le llaman el Navajo Loop, nosotros nos despistamos y lo empezamos al revés de lo que suele hacer la gente, bajando por la pendiente suave y subiendo por la empinada. Es muy impresionante también ver las rocas desde abajo.
Zion junio 2016

Zion junio 2016

La visita a Zion la incluímos a última hora en el plan del viaje al encontrarse en el camino hacia Las Vegas desde Bryce y podíamos pasar al menos a verlo. Zion es un cañón del rio Virgen flanqueado por unas montañas rocosas con unaz texturas y formas muy especiales. Resulta espectacular pasar por la entrada Este del parque donde vas viendo las texturas de las montañas y atravesando un túnel excavado en la roca. Como llegamos ya entrada la mañana el parking, que es pequeño del parque estaba lleno. Y es que aunque el parque no es pequeño, 600 km2 aprox., tiene poco “urbanizado”.
Texturas Zion, junio 2016

Texturas Zion, junio 2016

La carretera interior solo tiene unos 15 km y solo puedes ir en los autobuses del parque. Tuvimos suerte de encontrar sitio a unos 5 minutos andando de la entrada sur. Es un parque cuya atracción principal son los caminos que acceden a las cumbres de las montañas o los que recorren los cañones, un paraíso para el montañismo con caminatas exigentes. Busqué uno adecuado al poco tiempo que teníamos y nuestras condiciones físicas. Hicimos el Riverside Walk (fácil) y un poco del The Narrows (agotador). Este último consiste en ir por la corriente del río introduciendote en el cañón.
En The Narrows, Zion junio 2016

En The Narrows, Zion junio 2016

La gente preparada va con botas de agua (no las katiuskas de los niños) y nosotros con nuestras chanclas como cuando vamos al río Tajo. Para nuestra sorpresa el agua no estaba fría! no como en el Alto Tajo desde luego. Andamos más de lo que esperaba pues era fácil pero llego un momento que subía el nivel del agua hasta la cintura y justamente no ibámos en traje de baño y ahí ya nos dimos la vuelta. La excursión empieza en la última parada del autobús con lo cual te da para ir viendo el parque. Incluso puedes ver a la gente subiendo a lo alta de las montañas. He visto fotos desde las cumbres y te entran ganas de hacer esos paseos exigentes como el Angels Landing.
Carretera entrada este, Zion junio 2016

Carretera entrada este, Zion junio 2016

Saliendo del parque comimos en un pub irlandés cerca de la entrada. Yo salmón al whisky no mal. Y así cerramos nuestro periplo por parques nacionales de USA en el 2016. Bueno, queda tiempo hasta que acabe el año, quién sabe ..

Monument Valley

Monument Valley, junio 2016

Atardecer Monument Valley, junio 2016

Al poco de salir de Moab, visualizamos en el infinito horizonte un espectacular cumulonimbo con yunque. De libro, magnífico ejemplar que debería haber fotografiado para un álbum de nubes. Estas nubes son un indicador 100% fiable de tormenta. Y tormenta fuerte. Según avanzábamos kilómetros el cúmulonimbo se nos hacía más grande. Si, íbamos directo a él. Llegó un momento que ya no lo distinguíamos, estábamos debajo. Las tormentas ya no nos dejarían en las siguientes noches hasta nuestra partida de vuelta a Madrid. Antes de llegar a Monument Valley paramos en la San Juan Inn cerca de Mexican Hat para tener nuestra primera comida de cocina navaja.
Navajo food, junio 2016

Navajo food, junio 2016

Con la expectativa de un cambio de alimentación esperábamos algo más de esta cocina, pero no nos término de gustar. Tal vez era un poco de falta de buena cocina pero los sabores no estaban bien trabados. Tomamos una especie de sopa-potaje y unos panes suyos rellenos. Antes de dirigirnos al hotel fuimos a ver Gooseneck un mirador donde se ve como el río San Juan crea unos meandros profundos y retorcidos.
Gooseneck, junio 2016

Gooseneck, junio 2016

El tiempo cada vez era más feo, nubes más negras, mas oscuridad. Aproveché estas nubes para hacer la clásica carretera hacía el infinito borrascoso. Una de las paradas en la carretera la hice en un punto famoso de la US 163 donde se para mucha gente a hacerse fotos, incluso sentados en medio de la carretera, porque es una imagen típica de películas. A mi me parecío un tanto peligroso lo de estar en medio de la carretera por donde pasan unos enormes camiones cargados de carbón camino de la central térmica de Page. Llevaba puesto el 12mm y decidí no cambiar de objetivo. La imagen habitual está tomada con teleobjetivo para acercar las formaciones montañosas, en mi caso resulta una toma diferente donde cobran protagonismo la carretera y las nubes. (Justificación de que soy un vago y no quise cambiar objetivos).
US 163, junio 2016

US 163, junio 2016

Llegamos al hotel The View en medio de una enorme tormenta de arena. El hotel era uno de los caprichos del viaje: Habíamos cogido una habitación con vistas a las montañas. Una vez alojados la tormenta seguía. La idea era visitar el parque con la excursión de los navajos ya que esta es más larga que la que te dejan hacer por tu cuenta y además porque unos carteles advertían que al haber llovido la carretera estaba embarrada y no aconsejaban que fueras en vehículos particulares. Al preguntar en el kiosco de las excursiones los navajos empezaron con cuentos de que hoy eran más baratas que mañana y regateos de ese estilo pocos claros que ya nos hizo desistir de ir con ellos. Sonaba a la típica picaresca española de los 70 para aprovecharse de los turistas. Y aparte de cara, se añade que es en camionetas abiertas, imposible con la que estaba cayendo. Las vimos pasar llena de abnegados turistas asiáticos tapándose ojos y bocas protegiendose de la arena. El asunto era que entonces no íbamos a ver nada! Estar allí y no verlo … dolía.
La mano, Monument Valley, junio 2016

La mano, Monument Valley, junio 2016

Me fijé que la carretera no había barro, los coches que pasaban levantaban más bien polvo, indicativo de carretera seca, así que nos atrevimos a empezar el circuito y ver hasta donde llegábamos. Poco a poco hicimos todo el recorrido. Al principio salir del coche y hacer fotos era todo una heroicidad. Hasta costaba enfocar con la cantidad de arena que había en el aire. Con el paso del tiempo la situación mejoró algo. En una de las piedras estaban intentando hacer una película o documental con una veintena de navajos vestidos con sus trajes tradicionales muy coloridos. A los pobres se les volaban las plumas.
Marcha navaja, MV, junio 2016

Marcha navaja, MV, junio 2016

Volvimos al hotel a tiempo de la puesta de sol. Ahí me quedé en el balcón de la habitación con el trípode montado esperando a que los rayos rojos del sol poniente asomaran por debajo de las nubes y me iluminaran las montañas (las Mitten) Pero no hubo suerte, el sol se puso sin aparecer.
Las tres hermanas, Monument Valley, junio 2016

Las tres hermanas, Monument Valley, junio 2016

Volvimos a cenar comida navajo en el hotel y volvimos a tener la misma impresión de falta de coherencia de sabores. Creo que más que problema de la receta era de los cocineros. Por la noche tuvimos el accidente del viaje por la noche Navburis tropezó con una maleta abierta y fue de morros contra un mueble haciéndose un corte en la nariz. Por suerte una vez cortada la hemorragia vimos que aparentemente el hueso no estaba roto. Menudo lío tener que buscar un hospital en medio de la noche … y del desierto. Me levanté antes de salir el sol para aprovechar la fantástica vista desde el balcón de la habitación. Esta vez el sol sí se vio. El problema es que era justo de frente, una foto difícil de manejar las luces y las sombras y los reflejos.
Amanecer, MV, junio 2016

Amanecer, MV, junio 2016

Levantados todos cogimos marcha hacía Page para visitar el Cañón del Antílope.

Arches

Landscape Arch, junio, 2016

Landscape Arch, junio, 2016

De Arches me queda un recuerdo con regustillo amargo. Primero por una falta de preparación y mentalización que hicieron que no llegáramos a ver de cerca los arcos más populares Delicate Arch y Double O Arch. Y es que el calor en ese parque es muy fuerte y hay que ir con suficiente agua y condición física. Y segundo porque una tarjeta de memoria falló y perdí unas fotos, de momento irrepetibles, ya que se hicieron con la luz del atardecer y al día siguiente ya teníamos que estar en otro lado.
Green River, Canyonlands, junio 2016

Green River, Canyonlands, junio 2016


El fallo me dio ya en Canyolands el parque que visitamos antes, “Error de escritura” pero al volver a apretar el disparador no salió de nuevo el mensaje con lo que me quedé tranquilo sin ocurrirseme mirar si realmente la foto estaba grabada en la tarjeta. Canyolands es un parque muy grande cono dos entradas separadas por más de 150 km dado que por el centro del parque los rios Green y Colorado excavan la tierra y no hay carreteras para cruzarlos.
Shafer Canyon, Canyonlands, junio 2016

Shafer Canyon, Canyonlands, junio 2016

Nosotros hicimos lo más típico que es acceder por la entrada cercana a Moab, Island in the Sky y recorrer la carretera pavimentada parando en los miradores. Hay posibilidad de hacer rutas en 4×4, bicis y caminatas pero hay que ir bien preparados de material y tiempo. Es desierto con temperaturas de 40º C por el día, como era en nuestro caso. De Canyonlands directos a Moab para comer y al hotel (bueno cabinas) para pasar las horas de más calor a resguardo.
Decoración. kokopelli lodge, Moab junio 2016

Decoración. kokopelli lodge, Moab junio 2016

Habíamos cogido dos habitaciones en el Kokopelli Lodge y teníamos dudas de su calidad por el precio pero la verdad es que están estupendas. Recomendables. Al tardecer entramos en el parque de Arches.
Balanced Rock, junio 2016

Balanced Rock, junio 2016

Tenía una lista de arcos que se ven más bonitos al atardecer y a ellos fuimos. Uno de ellos es el de las ventanas, ahí fue donde me volvió a dar el error en la tarjeta y volví a cometer el error de repetir la foto y al no ver el mensaje no cambiar la tarjeta. En 10 años o más de fotografía digital no me había pasado nada de esto. No fue hasta llegar al hotel por la noche cuando ví que había perdido fotos. Ya sabes, cambia la tarjeta a la mínima sospecha de problema y repite las fotos antes de irte con la tarjeta nueva.
Window, Arches NP, junio 2016

Window, Arches NP, junio 2016

En las ventanas decidimos hacer un sencillo camino que hay alrededor de ellas, sencillo sí pero con el calor fue suficiente para que nos acabáramos el agua y las ganas de andar. Por esa razón al final no hicimos el camino hasta el Delicate Arch y lo vimos en la distancia desde el “view point”
Delicate Arch, junio 2016

Delicate Arch, junio 2016

Esa noche cenamos en Moab en un restaurante tailandés bastante auténtico al que llegamos justo antes de que cerraran y es que es un problema en muchas ciudades de ese país que si ves la puesta de sol ya no encuentras sitios para cenar.
Courthouse, Arches NP,  junio 2016

Courthouse, Arches NP, junio 2016

A la mañana siguiente, con otra tarjeta de memoria en la cámara :(, salimos temprano para acabar de ver el parque. Tenía previsto llegar a Double O pero ese camino incluía subir alguna piedra y nos temblaron las piernas, llegamos hasta Landscape Arch y desde ahí fuimos recorriendo la carretera visitando los arcos que nos quedaban y volviendo a las ventanas para fotografiarlas pero ya no era la misma luz que la que había en la tarde. Los arcos toman un tono rojizo por el lado donde les da el sol rasante que no tienes si la luz es alta o posterior.
Skyline Arch, junio 2016

Skyline Arch, junio 2016

Finalizada la visita iniciamos el camino hacia Monument Valley territorio Navajo.