Inspira Zión.

Zion NP, junio 2016

Zion NP, junio 2016

El otro día tuve ocasión de tocar por unos minutos la superdotada Nikon D850. La primera impresión que tienes es que pesa, y no debe de pesar mucho más que la D200. Y lo que ya no es una impresión, si no una certeza, es que es cara. Por lo demás maravillosa, poderosa, versátil, pero desde luego no estoy en el momento vital de ir a por ella.
Repetición. ARCO Madrid 199x

Repetición. ARCO Madrid 199x

Últimamente carezco de inspiración. Prácticamente solo estoy haciendo fotos en los viajes y para viajar prefiero llevar poco peso. En los años 90 dejé de llevar en viajes la FM2 y la cambié por una Leica Mini, que aunque con menos control y menos posibilidades, hacía, yo con ella, unas fotos magníficas. La Leica Mini era lo que ahora denominamos una compacta. Pequeña, ligera. Pero a diferencia de ahora que las compactas suelen tener un sensor pequeño, a la Mini le ponías la misma calidad de película que a un SLR grande. La ventaja, tal vez la única, de la fotografía química sobre la digital, es que el soporte fotográfico, la película frente al sensor, podía ser el mismo para distintas cámaras independientemente de su tamaño. En cambio ahora cuando te compras una cámara te casas con un sensor, con sus pixeles, sus virtudes, sus defectos y su tamaño, que si importa para la calidad de la fotografía. Espero que se invente pronto el sensor intercambiable.

Modo Zen

Cantos playa de la Devesa, septiembre 2017

Cantos playa de la Devesa, septiembre 2017

Algunos vuelven con las pilas cargadas. Otros tienen depresión. Yo vuelvo en modo Zen, relajado. Relativizando los problemas, o directamente pasando. Hay otra vida y la vivo en mi interior. Pensamientos positivos. El trabajo solo es un intervalo para las siguientes vacaciones.

Vuelta al trabajo.

Lo peor sin duda es volver a tener un despertador activado. Pero también lo es la reducción de horas para disponer libre y alegremente en lo que apetezca.

Pinza, agosto 2017

Pinza, agosto 2017

Deporte, lectura, fotografía, ver rugby y películas, dormir, copa con amigos … Ya no puedes hacerlo todo y tienes que elegir. 🙁 En fin. Suerte de tener trabajo.