Archivo de la categoría: Paisajes

Paisajes

Snaefellsnes

Vista desde F570, Islandia agosto 2018

Vista desde F570, Islandia agosto 2018

Estos días desde la vuelta a la rutina he ido procesando, a mi ritmo, fotografías del viaje, así que ya estoy en condiciones de ir mostrando en este diario alguna foto acompañada del breve comentario habitual. El primer día de nuestro viaje nos movimos desde Reykiavik hacia la península de Snaefellsnes para dormir en un bonito hotel en Hellnar.
Snæfellsjökull, agosto 2018

Snæfellsjökull, agosto 2018

Snaefellnes no estaba contemplada en mi boceto de viaje. Está vez, en vez de organizar todo el viaje por nuestra cuenta, decidimos recurrir a una agencia para buscar los hoteles y el vuelo. Como siempre, lo primero que hice fue determinar los puntos de interés a lo largo de la isla. Cuando empezamos a mirar alojamientos vimos que había muchos pero casi todos pequeños y con pocas plazas disponibles.
Iglesia de Hellnar. Islandia agosto 2018

Iglesia de Hellnar. Islandia agosto 2018

En muchos casos las agencias tienen reservadas un número de plazas de por sí y quedan pocas a disposición de los que van por libre, así ante la duda de si seríamos capaces de lograr alojamientos le pasamos a la agencia nuestra ruta y ella, además de buscar los alojamientos, adaptó nuestro recorrido añadiendo la península de Snaefellsnes.
Snaefellsnes, crater rojo, agosto 2018

Snaefellsnes, crater rojo, agosto 2018

Todo un acierto. Si me preguntan por un solo sitio que visitar en Islandia diría que Snaefellness. Alrededor del volcán que da el nombre a la península, y que Julio Verne imaginó como la puerta de entrada al centro de la tierra, se encuentran un montón de lugares de interés. Tuvimos mucha suerte con el tiempo pues ni lluvia ni viento nos acompañaron.
Kirkjufell, Islandia agosto 2018

Kirkjufell, Islandia agosto 2018

Desde Snaefellness partimos hacia el norte, a Akureyri, un largo viaje bordeando los fiordos del oeste. Disfrutamos de las vistas pero solo paramos en la zona de Hvítserkur para ver esa sorprendente roca en el mar.
Hvítserkur. Islandia agosto 2018

Hvítserkur. Islandia agosto 2018


PD. He tardado más de lo esperado en terminar esta entrada. Ha sido un mes de Septiembre complicado en el trabajo y además estoy empezando a procesar las fotografías con un nuevo programa y hay que superar la eminada cuesta del aprendizaje. Por el camino se ha consumido el verano de 2018, si bien se agarra como lapa para no irse del todo. En los lugares que lo he pasado ha sido un verano con pocas “olas de calor”, pero a cambio las temperaturas mínimas han sido altas.

Primavera D810

Encina, en b/n, mayo 2018

Encina, en b/n, mayo 2018

La primavera está en su último tercio y ya sí parece primavera pero revoltosa y violenta, con grandes tormentas. Si bien el frio parece haberse quedado atrás, las lluvias están siendo bastante persistentes. Y eso no sería malo si no fuera por su excesiva intensidad. Grandes y fuertes tormentas descargan agua y granizo en zonas no muy extensas llevándose por delante lo que pillan. En fin, cada vez más, clima extremo. Eso si, el paisaje precioso.
Eterna Albufera, junio 2018

Eterna Albufera, junio 2018


A la D810 ya la he sacado a pasear aunque todavía no he realizado ninguna foto de gran de interés. Cuando llegó y la saqué de la caja, no me pareció ni mucho más grande ni pesada que la D200 pero la impresión cambió al poner el 24-70. Esa combinación sí que es muy pesada, tanto que llegué a pensar si sería capaz de llevarla. Pero todo es ir acostumbrándose. Según voy tocándola, voy adaptando los controles a mi estilo de fotografiar. Por cierto que del manual, bien gordito, me sobran una gran cantidad de páginas, todas las referentes a vídeo, y de momento todas las de “live view’. Si el número de páginas que me sobran fueran directamente proporcionales a una reducción del precio de la cámara, esta costaría menos de la mitad.
Avispa. junio 2018

Avispa. junio 2018

Las fotos que voy tirando, en todos sus acepciones de la palabra tirando, son de un detalle bastante impresionante. Entre la calidad del objetivo y la calidad del sensor las ampliaciones 100% son perfectas. Ahora bien, se nota el tamaño del sensor FX y el peso, el desenfoque y la trepidación son más probables, sobre todo si te acercas al objeto al límite de distancia de enfoque del objetivo. Como en todas las cámaras en su pantalla las fotos aparecen impresionantes, cuando las pasas por el revelador y vistas en una pantalla grande … ya no tanto. Necesitaremos tiempo para ir cogiendo el punto al revelado.
Setas de primavera. mayo 2018

Setas de primavera. mayo 2018

La fotografía digital se basa en un sensor que capta señales electromagnéticas que se trasladan a un fichero mediante un conversor “analógico digital”, DAC. Esta información ya digitalizada, fichero RAW, debe ser interpretada en términos de luz y color. Ese “interpretador” es el revelador, análogo al proceso que se hacía en el fotografía química para extraer de la película fotográfica la impresión de la luz en la emulsión.
Herrumbre, junio 2018

Herrumbre, junio 2018

Y aquí se abre un mundo de posibilidades y elecciones. El revelado puedes hacerlo en la cámara, suele denominarse “JPEG directo”, o con un programa externo: Lightroom, Camera Raw, Capture One … En cualquier caso dependes de algo que tu puedes controlar hasta cierto punto. Yo uso Adobe Camera RAW, los ficheros de la D200 se revelan bastante bien directamente, los de Fuji XT1 bastante mal. Los de las D810 de momento parecen regular.

Bilbao Finals 2018

Aprovechando la oportunidad de ver un partido de rugby de alto nivel, la final de la copa de europa de clubs, que se celebraba en Bilbao este fin de semana, hemos hecho un viaje donde aparte de ver Bilbao hemos estado en Urdaibai.

Touch, Bilbao mayo 2018

Touch, Bilbao mayo 2018

La final no fue un gran partido, fue una típica final en que la defensa prima sobre el ataque, pero emoción hubo hasta el último segundo. Jugaban Leinster (Dublín, Irlanda) contra Racing Metro 92 (Paris, Francia). A 10 minutos del final los franceses ganaban por 3 puntos, todos los puntos del partido fueron de golpes de castigo. A 2 del final los irlandeses estaban por delante 15-12. En el último segundo del partido un drop fallado de los franceses hubiera provocado la prorroga de haber sido bueno. La verdad es que para mi Racing jugó mejor. Lo pasamos bien y desde mi posición logré hacer algunas fotos, no muy malas, para el recuerdo.
Catedral, Burgos mayo 2018

Catedral, Burgos mayo 2018

El día de antes decidimos de camino dormir en Burgos. A parte de la catedral y alrededores del centro histórico no tiene mucho que ver pero tenía un ambientazo tremendo en viernes por la noche. El sábado por la mañan fuimos de visita al Guggenheim. El edificio es fantástico por fuera pero además el museo tiene cosas muy entretenidas de ver.
Guggenheim, Bilbao mayo 2018

Guggenheim, Bilbao mayo 2018

Para recordar la cena postpartido en “GOIZEKO IZARRA EL TXULETÓN DE BILBAO” 🙂 con una chuleta de impresión y las copas de Viña Alberdi. Acabamos la visita a Bilbao paseando el domingo por el casco viejo y de ahí a Mundaka, Urdaibai. Por cierto tan orgullosos son los vascos de ellos y lo suyo, en muchos casos con razón, no deberían estarlo tanto de la avaricia desmedida de los hoteleros vizcainos cuyos precios rebasaron con mucho la línea de la usura. A la hora de postrarse ante el vil metal son tan mortales y humanos como el resto de lugareños del planeta.
Casco viejo Bilbao mayo 2018

Casco viejo Bilbao mayo 2018

Urdaibai es muy bonito, los valles verdes entre las montañas igual de verdes y el mar entrando en la tierra … Tuvimos suerte con el tiempo, el domingo subimos y bajamos a San Juan de Gaztelugatxe entre dos tormentas que acabaron y empezaron, respectivamente y justamente, cuando llegamos y cuando nos fuimos. EL día siguiente fue un bonito día de primavera con sol y nubes, temperatura ideal para ver el bosque pintado de Oma y toda la zona de la ría.
Bosque pintado de Oma, mayo 2018

Bosque pintado de Oma, mayo 2018

En Mundaka estuvimos en unos apartamentos bonitos, nuevos y … a precio habitual. A la caída de las tardes paseamos por el pueblo a ver la famosa ola de Mundaka y los surfista. Muy relajante! Rematamos el viaje comiendo y comprando vino en Peñafiel. Un puente de San Isidro redondo.
Playa Laga y Cabo de Ogoño, mayo 2018

Playa Laga y Cabo de Ogoño, mayo 2018


PD1. La D810 llegó antes pero tarde para llevarla a este viaje. En cualquier caso es más de estudio que viajera. Todavía estoy haciéndome a ella.
PD2. A la vuelta decidí pasarme a fibra y he acabado en Movistar, el peor proveedor de telecomunicaciones que conozco, y con lo mismo que tenía, ADSL. En fin .. ya contaré la historia. Por esa razón últimamente el blog está disponible a ratos.

Santa semana días 1 y 2.

Con la excusa de poner fotos voy a contar un poco el viaje. ¿O es más bien con la excusa de contar el viaje voy a poner fotos?

Las Médulas desde La Cuevona, marzo 2018

Las Médulas desde La Cuevona, marzo 2018

A Las Médulas llegamos en pleno diluvio, con viento y frio. Afortunadamente al poco la lluvia paró y nos permitió dar un paseo. El camino hasta la cuevona estaba lleno de barro y nieve. Fue justo volver al pueblo y coincidir con otro diluvio que se tornó nieve mientras comimos. Después de comer subimos al mirador de Orellan, el camino estaba nevado y recuerdo que los dedos a pesar de los guantes me dolía un montón.
Castillo de Ponferrada, marzo 2018

Castillo de Ponferrada, marzo 2018

Esa noche dormimos en Ponferrada. La tarde fue revuelta pero a cambio la mañana, con sol y nubes, fue muy agradable para visitar el castillo templario. De ahí a Lugo con su impresionante muralla romana que recorrimos en un 75%. Mientras que Ponferrada me resultó una ciudad animada y joven, Lugo parece una ciudad dormida en un sueño de siglos. Tal vez tuvo que ver que Lugo era domingo al mediodía y Ponferrada sábado noche 😀
Lugo, muralla y galerias, marzo 2018

Lugo, muralla y galerias, marzo 2018

De ahí a Fiobre cuartel general de la panda. Cuartel frio y desangelado que nos costó un poco hacer habitable.
Sombras, Lugo, marzo 2018

Sombras, Lugo, marzo 2018