Archivo de la categoría: Paisajes

Paisajes

Círculo de oro y Reikiavik

Thingvellir, Islandia septiembre 2018

Thingvellir, Islandia septiembre 2018

El último día completo en Islandia estaba dedicado al llamado círculo de oro, Geysir, Gullfoss y Thingvellir y rematar con el Blue Lagoon. El día salió, y continuó, perro como todos los del sur de Islandia. Cada veinte minutos lluvia intensa. Así que las visitas eran a la carrera, cuando paraba de llover salías del coche y, si podías, volvías a tiempo antes de la siguiente ducha.
Strokkur I, Islandia septiembre 2018

Strokkur I, Islandia septiembre 2018

Strokkur II, Islandia septiembre 2018

Strokkur II, Islandia septiembre 2018

Strokkur III, Islandia septiembre 2018

Strokkur III, Islandia septiembre 2018

Después de ver Yellowstone la zona de geisers y fumarolas de Haukadalur no te parece gran cosa. El auténtico Geysir está fuera de servicio pero Strokkur a modo del Old Faithful, erupciona cada 10 minutos y puedes estar lo suficiente cerca como para ver como se forma la burbuja que estalla por la presión del agua.
Gullfoss, Islandia septiembre 2018

Gullfoss, Islandia septiembre 2018

De ahí a la impresionante cascada Gullfoss, donde recibí doble ración de agua, por la lluvia y por acercarme lo más posible a la cascada. Por supuesto a la hora de llegada a la cascada ya estaba llena de turistas. Y si había turistas en Gullfoss no era menos en el parque nacional de Thingvellir. Este lo vimos como pudimos entre trombas de agua. Íbamos a un sitio, lo veíamos, volvíamos al coche con las primeras gotas, pasaba la lluvia y salíamos a otro sitio. Tuvimos problemas para aparcar así que no movimos el coche del aparcamiento donde pudimos quedarnos.
Hallgrímskirkja, Islandia septiembre 2018

Hallgrímskirkja, Islandia septiembre 2018

La ida era dejar cosas en el hotel de Reikiavik e ir al Blue Lagoon a relajarnos como hicimos en Myvatnn pero al llegar al hotel leímos que tenias que tener entradas con antelación … A pasear por Reikiavik. Ya estábamos cansados de coche, queríamos hacer unas compras y había que devolver el coche con gasolina temprano al día siguiente. Estuvo bien el paseo, aderezado como no por algunas lluvias y varios arcoiris. La ciudad está bien, pequeña pero con muchos rincones urbanos fotogénicos.
Casa, Reikiavik, Islandia, septiembre 2018

Casa, Reikiavik, Islandia, septiembre 2018

La ciudad, el centro, tiene aire hippie y mucho tema artesanal y vikingo por todos lados. De lo moderno destaca el palacio de congresos Harpa con una llamativa fachada de cristales hexagonales y una iglesia que parece el cohete de Tintin en la luna. A la mañana siguiente devolvimos el coche y todavía nos dio tiempos, a los mayores, a dar un paseo soleado por Reikiavik, mientras los menores dormían y desayunaban con calma. Y punto final a este viaje a Islandia. ¿Volveremos?
Harpa, Reikiavik, Islandia septiembre 2018

Harpa, Reikiavik, Islandia septiembre 2018

Landmannalaugar

Landmannalaugar, Islandia agosto 2018

Landmannalaugar, Islandia agosto 2018

Para mi fue uno de los más impresionantes paisajes del viaje con sus peladas colinas de colores. El plan del día era llegar y andar y es lo que hicimos si bien no andamos tanto como nos hubiera gustado. El viaje desde Hella es largo, es meterse al interior y no hay carreteras asfaltadas. Las “carreteras” del interior son verdaderas pistas.
En la pista, Islandia agosto 2018

En la pista, Islandia agosto 2018

Molan, puedes hacer muchos kilómetros sin ver otro coche, solo alterados al dejar pasar a los autobuses de línea, auténticos todo terreno. A Landmannalaugar hay tres formas de llegar, por F208 desde el norte, sin vadeos pero de más duración, por F225 desde el oeste, dos vadeos sencillos, y por la F208 viniendo desde el sur con varios posibles complicados vadeos. Nos decidimos por evitar vadeos haciendo más kilometros pero al final nos despitasmos en un cruce y pasamos dos veces (más una más en la vuelta) por la F205. De los dos vadeos de esa carretera uno era pisar un charco y en el otro con un poco más de agua y corriente, auque resultó sencillo, había un turismo normal embarrancado en el agua. Al final acabamos haciendo en total 6 vadeos y al camino más largo en la ida le sumamos otros cuarenta minutos por el despiste.
Refugio Landmannalaugar, Islandia agosto 2018

Refugio Landmannalaugar, Islandia agosto 2018

El paisaje me entusiasmo, el día estaba muy nublado y echamos en falta un poco de sol entre nubes para potenciar texturas, relieves y colores. Por suerte no llegó a llovernos. La idea era hacer la marcha que sube a la colina Brennisteinsalda para poder tener vistas desde arriba, pero al final, entre el retraso que nos habíamos metido en hora de comida, el frio, que lo hacía de verdad y un tobillo lastimado en la tropa, no terminamos de hacer la subida y volvimos al refugio para comer unos fantásticos sándwiches de fiambre de supermercado islándes en el auténtico comedor comunitario.
Geotermia Landmannalaugar. Islandia agosto 2018

Geotermia Landmannalaugar. Islandia agosto 2018

Fuimos a ver las aguas termales y de ahí ya volver al coche para la vuelta. Me quedé con ganas de seguir, lástima de tiempo, cronológico y climatológico. Desde Landmannalaugar sale un marcha que va a Þórsmörk (Thórsmörk) y de ahí a Skósgafoss, siguiendo el cauce del Skoga, de unos casi 60 km (4 días). Muy apetecible.
Riolita, Islandia agosto 2018

Riolita, Islandia agosto 2018

Al volver a Hella estaba diluviando así que ya no dío más el día mas que cenar pronto. Al dís siguiente nos pusimos en marcha hacia Thórsmörk, a intentar hacer otra marchilla. ¡Lo que es la confianza y entender lo que quieres entender! … Esta ruta ni la miré, dí por hecho, que era sencilla, a partir de un comentario de la persona de la agencia de viajes y de la localización cercana a la 1, como la mitad de distancia que Landmannalaugar trazando una recta desde el mar al interior… Error.
F249 Eyjafjallajökull, Islandia agosto 2018

F249 Eyjafjallajökull, Islandia agosto 2018

El primer aviso de que la cosa no era sencilla nos lo dí el gps, a mitad de distancia el tiempo no era la mitad ni mucho menos. La velocidad calculada a Landmannalaugar es 50 km/h y a Thórsmörk 35 km/h … Si hubieramos mirado el mapa en papel habríamos visto que la carretera estaba llena de “Vs”. Al llegar al primer vadeo nos asustamos, pero vimos pasar un autobús y seguimos su trayectoria. Sin problema. El segundo también lo hicmos detrás del bus, pero al tercero ya lo habíamos adelantado y pasamos los siguientes ríos tomándolos en serio pero sin miedo. La verdad es que en general no eran profundos pero si con cierta corriente pues había llovido mucho toda la noche. No sé si habíamos pasado 6 o 7 cuando paramos para dejar vadear primero un bus que venía de frente.
F249 rio Kross, Islandia agosto 2018

F249 rio Kross, Islandia agosto 2018

Al acabar el vadeo el bus se para y el conductor nos advierte que más adelante la corriente es fuerte y, cual pescador de salmones, el agua llega a mitad de altura del autobús :D. Decidimos cambiar los planes dar media vuelta y recorrer algunos lugares que nos habíamos dejado y volver a intentar fotografiar frailecillos. Lástima, estábamos ya bastante cerca. Me quedé con las ganas de llegar hasta el borde del vadeo y verlo.

Sur de Islandia

En el sur de Islandia tuvimos peor clima que en el norte. El sur acumula muchos sitios de interés en relativa corta distancia. Aquí voy a comentar unos cuantos a los que habría que sumar los que ya he relatado de Vatnajökull.

Iglesia de Vik, Islandia agosto 2018

Iglesia de Vik, Islandia agosto 2018

El primer sitio de parada fue Vik, nos acercamos a ver la iglesia. La tarde un poco más apacible después del diluvio de Skaftafell
Reynisfjara, Islandia agosto 2018

Reynisfjara, Islandia agosto 2018

Luego fuimos a la fantástica playa de Reynisfjara con sus columnas de basalto y de ahí al cercano acantilado y faro de Dyrholaey. En el acantilado tuvimos la suerte de ver un frailecillo con pescaditos bastante cerca. Toda una alegría pues pensábamos que no los íbamos a ver.
Skógafoss, Islandia agosto 2018

Skógafoss, Islandia agosto 2018

Un rápido paso por Skogafoss bajo la lluvia y a Hella al hotel. Este fue el peor hotel y pasábamos tres noches. Peor hotel porque el desayuno era bien malo y pobre y porque estaba en medio de núcleo urbano sin ningún encanto ni por dentro ni en los alrededores.
Sólheimajökull , Islandia agosto 2018

Sólheimajökull , Islandia agosto 2018

Los dos días siguientes eran días de ir al interior y andar, a Landmalaugar, que si estuvimos, y a Thórsmörk que no pudimos llegar por el agua. Tuvimos que cambiar los planes y aprovechamos para rematar lugares del sur como Sólheimajökull impresionante lengua glaciar y la cascada Seljalandsfoss que la puedes rodear por detrás.
Seljalandsfoss, Islandia agosto 2018

Seljalandsfoss, Islandia agosto 2018

También repetimos Reynisfjara y nos encontramos que el acantilado encima de la cueva estaba lleno de frailecillos con los que estuvimos un buen rato observándolos. Aprovechamos un hueco en la lluvia para subir por encima de Skógafoss y cerrar nuestra estancia en el sur de Islandia.
Rio Skógaá,, Islandia agosto 2018

Rio Skógaá,, Islandia agosto 2018

Vatnajökull

Vatnajökull y Jökulsárlón. Islandia agosto 2018

Vatnajökull y Jökulsárlón. Islandia agosto 2018

Vatnajökull es el glaciar más grande de Islandia. Nuestro hotel en la zona estaba situado en una granja en medio del campo cerca de la 1 y enfrente de tres lenguas glaciares. Siguiendo el consejo de la recepcionista española que había en el hotel nos acercamos a las lenguas antes de ir al lago Jökulsárlón pues a esa hora estaría lleno de gente. Y es verdad que el sur de Islandia está mucho más llena de turistas que otras zonas. La cercanía a Reikiavik hace que cualquier tour turístico por muy corto que sea en el tiempo pase por esa zona.

Fláajökull, Islandia agosto 2018

Fláajökull, Islandia agosto 2018

Fuimos a una primera lengua, Fláajökull , pero no llegamos muy cerca pues un brazo de agua nos impedía el paso. La tarde era preciosa, mayormente soleada y aprovechamos para hacernos fotos. Fue la última tarde con buen tiempo. Luego nos acercamos a la segunda, Heinabergsjökull, aquí llegamos hasta la laguna que forma el deshielo y pudimos tocar los hielos cercanos la orilla.

Heinabergsjökull. Islandia agosto 2018

Heinabergsjökull. Islandia agosto 2018

Finalmente fuimos al lago, cuando llegamos muchos turistas desalojaban, había acabado el último turno de barcas y el sol caía. Impresionante ver los bloques de hielo flotando con las focas entre ellos y ver como algunos cogían la corriente y se iban al cercano mar. El canal entre el lago y el mar no llega a 500 metros.

Bloques, Islandia agosto 2018

Bloques, Islandia agosto 2018

Volvimos con premura al hotel pues te quedas sin cenar si cierran la cocina. Lástima que las horas de la cena coincidían con la puesta de sol. Esa noche volví a mirar al cielo pero no vi nada. A cambio un fuerte viento que sería próximo a los 100km sopló toda la noche hasta más allá del amanecer. Esa mañana teníamos el paseo en zodiac por el lago y me dio miedo el viento pero antes de salir hacía allí, el viento roló y acabo parando. Tuvimos una mañana muy soleada para la navegación!. El capitán de la zodiac era un granjero islandés un poco bestia conduciendo.

Glaciar, Islandia agosto 2018

Glaciar, Islandia agosto 2018

La excursión está muy bien, te acerca a la lengua del glaciar y a los bloques de hielo de caprichosas formas.

Monstruo de hielo, Islandia agosto 2018

Monstruo de hielo, Islandia agosto 2018

Se hace difícil hacer fotos por el movimiento, pues incluso cuando para el motor la barca oscila y rota. La disfrutamos mucho. Después nos acercamos a la playa a ver los hielos en el mar y en la arena negra. Es un contraste muy curioso.

Playa de los diamantes, Islandia agosto 2018

Playa de los diamantes, Islandia agosto 2018

La playa de los diamantes. El siguiente punto era Skaftafel donde tenía previsto hacer un par de marchas. La primera a la cascada Svartifoss y luego asomarse al glaciar llamado, evidentemente, Skaftafellsjökull. De camino hicimos una parada para ver Fjallsárlón un lago parecido al Jökulsárlón a pequeña escala.

Fjallsárlón, Islandia agosto 2018

Fjallsárlón, Islandia agosto 2018

En Skaftafel chocamos con el mal tiempo islandés que ya nos acompañaría el resto del viaje. Al poco de comenzar la marcha empezó una lluvia fina que acabó en un diluvio cuando llegamos a la cascada Svartifoss, preciosa cascada en medio de columnas de basalto pero que no pudimos disfrutar.

Svartifoss, Islandia agosto 2018

Svartifoss, Islandia agosto 2018

Acabamos tan mojados y la lluvia que no paraba que desistimos de seguir andando y seguimos ruta en el coche.